Berlín, 7 sep (PL) Después del fracaso electoral de la Unión Democristiana (CDU) en las últimas elecciones regionales en Alemania, la canciller federal Angela Merkel recibe hoy fuertes críticas de las propias filas.

 

Ahora, también el socio de coalición del partido conservador, el Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD), se sumó a los ataques, rechazando una corresponsabilidad por el resultado.

Conforme al escrutinio final provisorio, el SPD logró en Meclemburgo-Pomerania Occidental 30,6 por ciento, mientras que el derechista y populista Alternativa para Alemania (AfD) alcanzó, sin preparación previa, un 20,8 por ciento.

El AfD dejó atrás al CDU, que obtuvo solamente 19 por ciento.

Varios funcionarios del CDU culparon a Merkel y su política hacia los refugiados.

Mientras, el presidente del SPD, Sigmar Gabriel, rechazó una eventual responsabilidad de su partido por el fortalecimiento de la derecha en Alemania.

En entrevistas de prensa, Gabriel destacó que su agrupación ganó votos en términos absolutos.

‘Yo creo que aquellos tienen que asumir la responsabilidad que han perdido votos de manera masiva al AfD, y eso no son los socialdemócratas’, comentó Gabriel.

Si bien es verdad que el SPD perdió cinco puntos de porcentaje por causa de una participación mayor en los comicios, en términos absolutos recibió cuatro mil votos más en comparación con las elecciones anteriores.

El CDU cedió cuatro puntos de porcentaje y en términos absolutos cuatro mil votos.

Un análisis del instituto Infratest dimap mostró que el CDU perdió 22 mil votos al AfD, mientras 15 mil electores del SPD votaron por la derecha.

lam/hcn