Madrid, 6 sep (PL) El líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez, abrirá hoy con el conservador Mariano Rajoy una ronda de consultas con todas las agrupaciones para buscar una salida a la crisis política en este país.


Sánchez decidió llamar en primer lugar a Rajoy, presidente del Gobierno en funciones y del Partido Popular (PP), pues irá contactando con los dirigentes por orden de mayor a menor peso en el Congreso de los Diputados.

Según medios periodísticos, el secretario general de la centenaria organización telefoneará después a los líderes de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, y de Ciudadanos, Albert Rivera, tercera y cuarta fuerzas parlamentarias, respectivamente.

Con estos ‘contactos exploratorios’, como los definió, su intención es entablar un diálogo ‘abierto y sincero’ para saber qué piensa cada partido y qué solución pone sobre la mesa, con el fin de evitar unas terceras elecciones y poder contar con un ejecutivo cuanto antes.

En una rueda de prensa, Sánchez aclaró la víspera que su iniciativa no supone que se esté postulando para encabezar una opción a un ejecutivo del PP, tras la fallida investidura de Rajoy a la presidencia del Gobierno.

‘El PSOE ni va a crear falsas expectativas ni va a liderar ningún proyecto abocado al fracaso’, subrayó el máximo dirigente de la principal fuerza de la oposición, quien en marzo fracasó en su pretensión de formar un gabinete con Podemos y Ciudadanos (C’s).

Hablaré con todos, ‘desde los nacionalistas al PP, pero no me estoy postulando para liderar una alternativa, que quede claro’, remarcó ante insistentes preguntas de los periodistas, aunque sin llegar a descartar esa posibilidad más adelante.

Dijo que el compromiso para desbloquear España, con un gobierno en funciones desde las primeras elecciones de diciembre de 2015, debe ser de todos los partidos, en particular de los principales: PP, PSOE, la coalición de izquierda Unidos Podemos y C’s.

En particular exigió a esas dos últimas formaciones, que irrumpieron con fuerza en el Congreso de los Diputados tras las elecciones del 20 de diciembre, que abandonen sus vetos cruzados y se sienten a dialogar.

No puede ser que la responsabilidad de Ciudadanos (centroderecha) sea apostar por cualquier candidato que se postule, ni que la posición de Unidos Podemos (centroizquierda) sea la de rechazarlo todo, censuró.

Sánchez insistió, en todo caso, en que los socialistas no apoyarán, ni por activa ni por pasiva, la reelección de Rajoy.

El rey Felipe VI instó ayer a los partidos políticos con representación parlamentaria a dialogar entre sí para encontrar una solución al desgobierno que vive este país europeo desde hace más de ocho meses.

‘En un régimen constitucional como el nuestro, las Cortes Generales (parlamento bicameral) son la sede donde, tras el debate y el diálogo entre las fuerzas políticas, se deben abordar y decidir los asuntos esenciales de la vida nacional’, manifestó el monarca en un comunicado difundido por la Casa Real.

La Constitución española atribuye al rey la competencia de proponer a un candidato a la presidencia del Gobierno, previa celebración de consultas con los representantes de las fuerzas políticas.

lam/edu