Los empleados de una fábrica de Coca-Cola en el sur de Francia encontraron 370 kilos de cocaína en un gran cargamento, según indica el medio Bloomberg. 


“La droga, que se encontraba dentro de varias bolsas escondidas en un contenedor, tiene un valor [en el mercado negro] de aproximadamente 50 millones de euros”, detalló el fiscal de Marsella.

Los 370 kg de cocaína se hallaban insertos en un contenedor de zumo de naranja procedente de Costa Rica.

La fábrica, ubicada en la ciudad de Signes —sureste del país galo—, cerca de la costa mediterránea, produce concentrados de varias bebidas. Según el portavoz de la compañía, los empleados no tardaron en notificar el hallazgo a la Policía. Después, las autoridades judiciales iniciaron una investigación sobre el tráfico y la importación de sustancias ilegales, según el medio.


De hecho, las hojas de coca fueron utilizadas en la receta original de Coca-Cola, elaborada en el siglo XIX. No obstante, los representantes de la compañía afirman que la cocaína nunca ha sido un “ingrediente añadido”.