Moscú, 30 ago (PL) Rusia rechazó hoy las acusaciones de Estados Unidos sobre intentos de sabotear las elecciones en ese norteño país, mediante supuestos ataques cibernéticos.


El vocero presidencial Dmitri Peskov consideró de falta de fundamento las versiones manejadas por Washington para involucrar a esta nación en sucesos ocurridos en el sistema de registro de electores en el estado de Arizona.

Como siempre se trata de acusaciones totalmente carentes de fundamento, sin pruebas concretas y realizadas de forma verbal, consideró Peskov, quien llamó a no prestarles atención alguna.

Las aclaraciones del portavoz oficial del Kremlin responden a versiones aparecidas en medios de prensa estadounidenses sobre un presunto ataque cibernético ruso contra los sistemas de registro electoral en los estados de Arizona e Illinois.

Medios de prensa rusos comentan que las nuevas acusaciones de Washington, en las cuales participaría el Buró Federal de Investigaciones, son un intento de introducir de forma negativa al tema ruso en la campaña de cara a la contienda presidencial.

lmg/to