Por: Ricardo Abud.

El trastorno o perturbación patológica de la oposición ha llegado al clímax de la bochornosa convocatoria y la pretensión de reunir un millón de personas para tomar Caracas. En su difusa  ingenuidad de sedición, certifican tamaña locura e irresponsable afirmación, debido a que solo en sus mentes perversas concentran un sueño de “poder” imposible, a la luz del momento histórico que vive nuestro país; no subestimar al enemigo en sus planes demenciales es una cosa, otra muy diferente, que el 01 de septiembre será el fin del proyecto político iniciado por el Comandante Chávez. 

La guerra no convencional que han implantado en nuestro país, así como la perturbadora guerra económica, no ha sido suficiente para acabar con el sueño de millones de venezolanos que reivindicamos el derecho de Justicia y Bienestar Social. Solo aspiran rememorar la estupidez de abril del 2002 y defenestrar un proyecto político que ha crecido en conciencia, no le han dado la lectura correcta al revés sufrido por la revolución en diciembre del 2015 p. Ellos no son mayoría, muy a pesar del triunfo obtenido, su afán de hacerse del “poder” los hace pensar que el pueblo que mantiene el legado de Chávez vivo no defenderá sus derechos en la calle, en el terreno que ellos han elegido.

El pueblo de Venezuela quiere PAZ!, y no será la MUD quien nos arrebate ese derecho irrenunciable a vivir en armonía, podrán subir el costo de los alimentos, podrán esconderlos, seguirán culpando al gobierno de la escasez, seguirán escondiendo los alimentos básicos de nuestra dieta diaria, o, peor aún, dejaran de producirlos, pero no podrán con quienes el 01 de septiembre estaremos en la calle defendiendo nuestros derechos y apoyando al Presidente Maduro y a la Revolución. 

La perplejidad no reconoce limites, la MUD sigue de espaldas al país con su posición antidemocrática y en su locura para asirse del “poder” buscará lo que siempre ha querido: la salida violenta! demoler el orden constitucional, un orden constitucional logrado gracias a los valores enteramente democráticos recogidos en la Carta Magna de 1999 por el Poder Constituyente Originario, el cual reposa en el seno del pueblo soberano; vienen por lana y no entienden que saldrán trasquilados, pretenden originar situaciones de hecho para que tenga lugar la aplicación del artículo 32 de la Ley de Partidos Políticos y en consecuencia se proceda a la cancelación de la inscripción de algunas organizaciones políticas,  pretenden subvertir el orden público y promover salidas violentas.

La hipocresía no tiene controversia en estos degenerados, siguen engañando a aquellos que nos adversan políticamente, hablan de una toma pacífica y obvian los permisos que deben obtener para la realización de esa marcha. Ya en el preámbulo del 01 de septiembre, algunos forajidos que militan en organizaciones que unifican la llamada MUD han sido detenidos con material de guerra dispuestos a crear el caos en el país, de acuerdo a los informes de inteligencia, la derecha fascista ha contratado francotiradores, el Municipio Sucre es dormitorio de paramilitares, quieren rememorar la muerte, tal como lo hicieron en abril del 2002, olvidan que ya no somos los mismos de ese fatídico episodio, en el cual, los medios de comunicación fueron el arma para recrear la mentira, la mesa está servida para comenzar a desestabilizar al país este 01 de septiembre, eso es lo que ellos creen,  el humo de las lumpias se difumina en sus almas.    

Los medios de comunicación audiovisual se muestran prudentes, los sacerdotes de la orden satánica (CEV) hacen el trabajo “espiritual”, promueven la toma de Caracas y manipulan al Estado para que garantice la paz, cuando ellos son los que vienen a subvertir el orden constitucional y democrático de la República Bolivariana de Venezuela, siembran la muerte con el discurso en nombre de Dios… me pregunto: ¿qué arzobispo ha estado al lado del sufrimiento de los excluidos? Lo cierto es que los detestan y contribuyen a invisibilizarlos es su lógica clasista.

Esa derecha fascista al servicio de los intereses más mezquinos y contrarios a la Patria, solo busca un choque entre hermanos venezolanos. Carmona Parte II (Ramos Allup) se ha encaprichado con ser el sucesor del Presidente Nicolás Maduro, sabe que su tiempo se agota, no tiene ya la juventud y se ha engolosinado con el “poder”, es ahora o nunca! no le importa la sangre de inocentes que se pueda derramar, busca ser el que se ocupe de la transición, el protagonismo tiene corto plazo, los otros ávidos por entregarle el país a sus amos lo secundan, esos son los radicales. Mientras tanto, los moderados, hacen silencio cómplice y se mantienen a la expectativa para lucrarse del riesgo consabido en esa aventura que ha de dejar un sabor amargo, ya que no se concretará, el pueblo excluido por siempre y que sufre una de las guerras más feroces, en el cual el arma utilizada ha sido jugar con el hambre del pueblo por apoyar a la Revolución, ha de pasarle la factura más temprano que tarde, han buscado debilitarnos y en la adversidad es cuando la unidad revolucionaria se ha fortalecido. A Caracas no van a poder tomarla.

La mentira de esa convocatoria no busca presionar al CNE para la realización del Referendo Revocatorio, los fascistas antes de anunciarlo sabían que los tiempos no permitirían la realización del mismo; sin embargo, han engañado a sus seguidores los cuales en medio de su locura y no entendimiento, aun piensan que la convocatoria de la toma de Caracas persigue tal fin; No! no es así, la idea no es presionar y pasar por encima de las leyes, la idea es cumplir el capricho de Capriles, de la esposa de Allup y ser la primera dama, o de la otra, que quiere que liberen al monstruo de Ramo Verde y quede impune la muerte de 45 venezolanos cuando quiso buscar desestabilizar al país con las guarimbas del 2014. El grito de guerra que han lanzado será sofocado con un pueblo consiente en la calle defendiendo a la Revolución Bolivariana. La vanidad, la prepotencia y la arrogancia serán derrotadas.

El pueblo chavista saldrá a la calle de forma contundente y neutralizará cualquier intento terrorista de la derecha venezolana, el día dos (02) de septiembre seguirá siendo Nicolás Maduro el Presidente constitucional de todos los venezolanos, el mundo será testigo de la intransigencia de 10 o 12 personeros de la MUD, que aún contando con el financiamiento de factores externos, les será imposible concretar sus objetivos, la derrota será contundente… si hay justicia en el país, el día dos (02) de septiembre deberán ser todos procesados por terroristas y criminales, si aún siguen en el país. 

No hay nada más excluyente que ser pobres.