El Ministro de Relaciones Exteriores de Paraguay, al responder las acusaciones de su par venezolana, manifestó que cuando se aplicó el Plan Cóndor, él era solo un adolescente, pero la fecha de su nacimiento lo delata y lo implica en el desarrollo macabro de este plan en América Latina.

El pasado viernes la ministra de Relaciones Exteriores de Venezuela, Delcy Rodríguez, rechazó las declaraciones del canciller de Paraguay, Eladio Loizaga, quien aseguró que las relaciones entre ambos países están congeladas.
Esta situación fue catalogada por la representante venezolana como una demostración de intolerancia política y una reedición del Plan Cóndor.
La canciller Rodríguez expresó a través de su cuenta Twitter que Loizaga no solo confirma su intolerancia si no su “catadura ética como funcionario del Plan Cóndor. Ayer, funcionario del Plan Cóndor… Hoy, miembro de la Triple Alianza, reedita triste papel antisuramericano”.
Ante las manifestaciones de su par venezolana, el canciller Loizaga salió al paso y este lunes se defendió ante las acusaciones realizadas, manifestando que él nunca formó parte de dicho Plan, ya que para esa fecha él tenía 12 años de edad.
“Cuando estaba (existía) el Plan Cóndor, creo que (yo) tenía 12 años”, “Yo le aprecio mucho a ella (a Rodríguez). No le voy a dar respuesta. Las circunstancias la obligan a este tipo de situaciones. No me afecta para nada. Tengo la conciencia tranquila”, expresó el ministro de Relaciones Exteriores de Paraguay.
No obstante sus aseveraciones respecto a la edad que tenía cuando se activó el Plan Cóndor, las investigaciones realizadas señalan que el funcionario paraguayo nació el 17de Marzo de 1949,  lo que significa que para el año 1975, cuando el Plan Cóndor tuvo su auge, Loizaga contaba 26 años de edad.
Más Pruebas…
Según un documento de la Comisión Verdad y Justicia de Paraguay, el Ministro inició su carrera en 1974 durante el régimen dictatorial como funcionario del Servicio Exterior del dictador Alfredo Stroessner, para luego ser secretario privado del expresidente neoliberal, Andrés Rodríguez (1989-1993); brazo derecho del dictador durante todo el régimen y, para más datos, su consuegro.
Dentro de las piezas esgrimidas se menciona a Loizaga como uno de los promotores y colaboradores en la elaboración del acta preparatoria del XII Congreso Anticomunista Latinoamericano del año 1979, además de ser integrante de la Liga Anticomunista.
Según la Comisión Verdad y Justica una de las características más graves del régimen stronista fue su carácter totalitario, que controló el comportamiento de la mayoría de la población paraguaya en todo el territorio nacional y en menor medida sobre los ciudadanos paraguayos en el exterior.
Por ello la Comisión de Verdad y Justicia afirma la responsabilidad personal de Stroessner y todo su gabinete ministerial en la violación sistemática generalizada de los derechos humanos.
“La Comisión de Verdad y Justicia se creó para analizar las violaciones de derechos humanos ocurridas desde 1954 hasta 2003 pero casi la totalidad de los testimonios recibidos corresponden a hechos ocurridos  antes de 1989, lo que da a entender que la sociedad paraguaya  deseaba sobre todo esclarecer los hechos perpetrados bajo el régimen de Alfredo Stroessner”, refiere el informe.
Plan Cóndor:
Fue un operativo coordinado de represión que inició en la década de los 70 y 80  entre la CIA y las dictaduras militares que ejercían el poder en ciertos países del sur de América Latina (Chile, Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay y Bolivia).
El objetivo de la alianza internacional fue combatir a la guerrilla, de ideología izquierdista, marxista, calificada como subversiva. Su acción represiva fue llevar el “terrorismo de estado”, que arrojó como consecuencia un total de 400.000 muertos o “desaparecidos”
Según informaciones el Plan Cóndor fue ideado tras una reunión realizada en Santiago de Chile entre Manuel Contreras, el jefe de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), brazo ejecutor policial y secreto de la represión instaurada por Augusto Pinochet, y los líderes de los servicios de inteligencia militar de Argentina (gobernada por Isabel Martínez de Perón), Bolivia, Paraguay y Uruguay (estos últimos con gobiernos militares).
/MQ