La candidatura de la ciudad de Los Ángeles como sede de los Juegos Olímpicos de 2024 podría ser víctima de un sentimiento antiestadounidense dentro del Comité Olímpico Internacional (COI), según fuentes internas del organismo.

La agencia Reuters informa de que al menos tres miembros —ninguno de ellos ruso— del COI, compartieron bajo condición de anonimato que la implicación de entidades de Estados Unidos en la búsqueda de acusaciones de dopaje contra atletas rusos había empañado la imagen del COI durante los meses previos a los juegos de Río.
“Por supuesto que la candidatura de Los Ángeles enfrentará algunas de las consecuencias de esto”, dijo un miembro del COI.
Los próximos Juegos Olímpicos los acogerá Tokio en 2020 y la ciudad sede de los JJOO de 2024 será elegida en septiembre al finalizar el torneo paraolímpico de Río. Además de Los Ángeles, entre los aspirantes se encuentran tres ciudades europeas: París, Roma y Budapest. Las casas de apuestas destacan a la capital francesa como favorita, seguida de Roma y Los Ángeles con un corto margen.
Logotipos de las ciudades candidatas a acoger los Juegos Olímpicos de Verano 2024
El Departamento de Justicia de EEUU está investigando las acusaciones de dopaje de los deportistas rusos, mientras que la agencia antidopaje de EEUU (USADA) llamó a la prohibición de la participación del equipo olímpico ruso en su totalidad, a pesar de que atletas de Estados Unidos con antecedentes de dopaje en su historial sí que compitieron.
La elección de la ciudad anfitriona se puede decidir tan solo por un puñado de votos, fuertemente influenciados por la política, añade Reuters. La votación del año pasado para albergar los Juegos Olímpicos de Invierno 2022 se la llevó Pekín, con tan solo cuatro votos más que la candidatura de Almaty, de Kazajistán.

Otro miembro del COI compartió que la investigación del Departamento de Justicia sobre la corrupción en el organismo del fútbol mundial, la FIFA, también irritó a algunos miembros del comité, debido a los estrechos vínculos entre las dos entidades deportivas.

Varios altos funcionarios de la FIFA fueron detenidos el año pasado en Zúrich y aún permanecen en prisión a la espera de ser extraditados a EEUU por cargos de corrupción y malversación de fondos.
Entre los detenidos se encuentran Issa Hayatou, quien ejercía como vicepresidente de la FIFA y también como miembro del COI por Camerún, y el jeque Ahmad al Fahad al Sabah, de Kuwait, miembro del consejo de la FIFA y responsable del fondo central del Comité Olímpico.