Los atletas rusos albergan la esperanza de participar en los Juegos Paralímpicos en Río que arrancan el 7 de septiembre.

Faltan menos de tres semanas para que arranquen los Juegos Paralímpicos de Río y el destino de los deportistas de la delegación rusa sigue en el aire. La decisión final sobre su participación en las competiciones será adoptada por el Tribunal de Arbitraje Deportivo el próximo 22 de agosto.
Cada atleta tiene detrás una historia propia de dolor, persistencia y superación. Albergan la esperanza de participar y triunfar en Río a pesar de todo.

Elena Górlova, lanzadora de disco y de bala

“Vivo para el deporte, respiro con el deporte”, afirma esta deportista de carácter y gran fuerza de voluntad. Tras romperse una vértebra cervical, la joven Elena quedó casi totalmente paralizada. Los médicos le pronosticaron que nunca podría levantarse de la cama. Sin embargo, nunca se dio por vencida y empezó a “luchar”. El deporte fue “un segundo fuego” para ella.
“Nunca he apoyado a los atletas que usan el dopaje”, ha declarado Górlova, de 35 años: “Estoy en contra de esta práctica; respaldo el deporte limpio”.
“¿Por qué y para que nos está privando de nuestro sueño, participar en los paralímpicos?”, se pregunta.

Dmitri Kókarev, nadador

Kókarev, tricampeón mundial de 25 años, fue diagnosticado cuando era niño del caso más grave del parálisis cerebral.
“Pienso que en la vida de cada persona existe una etapa de desesperación”, asevera el deportistas, “pero tú sabes hacia dónde vas y las metas que te has marcado”. “Para mí el deporte es la vida”, comparte con orgullo el joven.

Tatiana Savostiánova, yudoca 

“A veces te acercas al entrenador y lo único que puedes hacer es llorar de lo mucho que duele. Y él dice: “Tania, aguanta. Aguanta cuanto puedas hasta los Juegos Olímpicos”, confiesa otra deportista rusa. Ahora a Tatiana le espera una operación quirúrgica. 
“No duermo, me esfuerzo. Duele. Pero estoy aguantando. Y esto es muy duro, claro”, confiesa ella.

Yekaterina Potápova, lanzadora de disco

A Yekaterina Potápova el deporte le ayuda luchar contra su discapacidad. Ahora, a la espera de la decisión del Tribunal de Arbitraje Deportivo, destaca que no le gusta que la política se haya mezclado con el deporte y quiere mostrar a todo el mundo de lo que son capaces los deportistas rusos.
“Los discapacitados estamos siempre intentando salir de nuestro mundo cerrado y ahora esto, nos humillan aún más”, lamentó. 

Alexéi Ashapátov, atletismo

“No entiendo a los funcionarios que tomaron esta decisión tan dura que hace que muchos deportistas se planteen qué hacer de ahora en adelante. Pero los rusos se crecen ante las dificultades. Y por eso vamos a mostrar el máximo de nosotros mismos, vamos a mostrar que estamos dispuestos a darlo todo e incluso más”, cree Alexéi Ashapátov, que pese a todos los problemas sigue inspirando a muchas personas a superar sus dificultades.
El pasado 7 de agosto el Comité Paralímpico Internacional (CPI) tomó la decisión que el equipo ruso no participará en los Juegos Paralímpicos de Río. Según declaró el Presidente del CPI, Philip Craven, “el Consejo del CPI decidió unánimemente que el Comité Paralímpico de Rusia no puede de momento realizar el pleno cumplimiento del Código Antidopaje, por lo que decidimos suspender el CPR inmediatamente”. Añadió que “hasta que no cambie todo el sistema, Rusia no podrá enviar deportistas bajo el emblema del CPI, ni siquiera deportistas “limpios”.
El Comité Paralímpico de Rusia presentó al Tribunal de Arbitraje Deportivo un recurso contra la exclusión de la delegación rusa de los Juegos.