Moscú no planea desplegar de manera permanente armas nucleares y bombarderos estratégicos en la base aérea de Hmeymim, según comentó en una entrevista al periódico Izvestia el vicepresidente del comité de Defensa y Seguridad del Senado ruso, Frants Klintsévich.

“No se emplazarán armas nucleares ni bombarderos estratégicos, puesto que contradice los acuerdos internacionales y causará una gran irritación”, declaró Klintsévich.

Anteriormente, afirmó que Rusia tiene previsto convertir Hmeymim en su base militar en Siria y desplegar en su territorio un contingente permanente de las Fuerzas Aeroespaciales.
Según varios analistas, la presencia militar rusa en Siria tendrá un efecto positivo en la situación en la región.