MOSCÚ (Sputnik) — Los esfuerzos conjuntos de militares sirios y rusos buscan prevenir el traslado de refuerzos de terroristas a las afueras del suroeste de Alepo, comunicó el jefe de la Dirección de Operaciones del Estado Mayor General de Rusia, Serguéi Rudskói.

“Los principales esfuerzos de las fuerzas del Gobierno sirio con el apoyo de las fuerzas aeroespaciales rusas están dirigidos hoy día contra el traslado de reservas de terroristas a las afueras del suroeste de Alepo. Los ataques se realizan contra las concentraciones de combatientes, vehículos blindados, posiciones de artillería y convoyes con armas y municiones”, dijo.
Según los datos del Estado Mayor General de Rusia, más de 1.000 extremistas fueron abatidos en los últimos cuatro días al suroeste de Alepo en Siria.
“En los últimos cuatro días las pérdidas de los combatientes al suroeste de Alepo se elevaron a más de 1.000 muertos y unos 2.000 heridos”, declaró.
Agregó que fueron destruidos “siete tanques, ocho vehículos de combate de infantería, 29 morteros y 85 vehículos con armas de gran calibre”.
El miércoles la aviación siria reanudó los ataques aéreos contra los combatientes en el sur y suroeste de Alepo.
Una alianza de 15 grupos rebeldes lleva varios días intentando romper al sur de Alepo el cerco de las tropas gubernamentales que mantienen bloqueadas en el este de la ciudad a considerables fuerzas enemigas, incluyendo a mercenarios extranjeros que combaten del lado de los terroristas.