Los productores de este tubérculo preparan un plan de siembra que presentarán al Gobierno Nacional para elevar el cultivo de 50 millones a 300 millones de kilogramos durante los próximos 6 meses.-
Productores de Yuca advierten que las recientes intoxicaciones producidas por la ingesta de yuca amarga se deben a intermediarios comerciales que han llevado a los minoristas este producto agrícola que contiene un alto porcentaje de cianuro y que para poder consumirse necesita todo un proceso de preparación.
La Federación Nacional de Productores de Yuca, Raíces, Tubérculos y Hortalizas, adscrita a la Confederación Nacional de Agricultores y Ganaderos (CNAG), a través de su presidente Rafael Pérez, en representación de este gremio que agrupa a 4000 productores de yuca de todo el país, advierte que detrás de esos envenenamientos pueden estar sectores económicos interesados en detener el aumento sostenido del consumo del llamado “pan de los pobres” y contribuir con el saboteo económico en contra del pueblo y el Gobierno Nacional.
La yuca ha desplazado a alimentos que tradicionalmente consumía el venezolano, gracias a su versatilidad gastrónomica y precio comparativo con sus competidores, entre otros el arroz, harinas, papa, ocumo, ñame y plátanos, cuyos precios casi siempre superan al de la yuca, sin embargo su distribución ha caído en mafias de intermediarios que elevan su cotización y frenan el consumo.

ENVENENAMIENTO

Fenaproyuca ante el conocimiento de casos de intoxicación y envenenamiento con yuca amarga, debido a los cuales un total de 32 personas han resultado afectadas en el estado Monagas, considera propicio una aclaratoria ante la opinión pública ante la necesidad de evitar una sensación de riesgo a la salud colectiva por el consumo de yuca.
Rafael Pérez destaca que, según información que ha trascendido en medios de comunicación nacionales y regionales, las personas intoxicadas con yuca amarga residen en los municipios Maturín, Sotillo y Santa Bárbara del estado Monagas, donde el Instituto Único de Salud, Insamonagas, activó una alerta sanitaria luego de conocer de los envenenamientos, es decir, está focalizada en ese ámbito geográfico.
Según estadísticas del Instituto Único de Salud, en Monagas se registraron 32 casos de envenenamiento por consumo de yuca amarga. Hasta la fecha, solo hay tres defunciones confirmadas: en El Nazareno, San Vicente e Invasión de La Puente.
“Las investigaciones preliminares señalan que el expendio de este producto se realiza en la mayoría de los mercados municipales de la entidad oriental y los intermediarios ‘inescrupulosos’ venden la yuca amarga a los minoristas que desconocen la diferencia con la dulce”, explicó.
En el caso de la bebé envenenada, se conoció que los padres adquirieron 5 kilos de yuca por 100 bolívares, pero “el delito está en no haberle informado que producto llevaba, pues ambos tipos de yuca pueden consumirse siempre y cuando tengan la preparación adecuada”, dijo.
“Conocemos que luego de la alerta sanitaria en esa zona arrancó el reforzamiento de las evaluaciones médicas y campañas de difusión informativa para recomendar a los vendedores advertir a los consumidores la correcta preparación y conocimiento para garantizar su ingesta”, afirmó.
“Fenaproyuca reapalda la medida de Contraloría Sanitaria del estado Monagas de impedir la venta de yuca amarga en las periferias de los mercados municipales si continúan registrándose intoxicaciones”, dijo.

ENEMIGOS

“La yuca está llamada a ser uno de los rubros alimenticios de mayor consumo en el país, tomando en cuenta que en momentos de guerra económica, cuando la escasez de alimentos a base de trigo, arroz o maíz se agudiza, los venezolanos han dirigido sus atención hacia este tubérculo 100% nacional, pero esto no le gusta a quienes pretenden asfixiar a los consumidores y profundizar el descontento en contra del Gobierno, por lo que no nos extrañaría que intereses políticos puedan estar propiciando una campaña para crear un falso problema de salud pública, por lo que solicitamos una investigación”, afirmó.
Pérez señala que estos casos de envenenamiento por consumo de yuca amarga no son frecuentes y más bien parecen estar inscritos dentro de una campaña de desprestigio del rubro que agrupa la mayor cantidad de pequeños productores agrícolas en el país, gracias al alto rendimiento por hectárea que en promedio genera unos 50 mil kilos y para el que se requiere una inversión de solo 500 mil bolívares.

SOBERANÍA ALIMENTARIA

Debido al crecimiento del consumo de yuca en el país y el manejo de la distribución del rubro, Fenaproyuca estima conveniente generar enlaces con el Gobierno para que asuma la distribución del 70% de la producción nacional de yuca incorporándola a los productos entregados a la población en las bolsas de alimentos que distribuyen los Comités Locales de Abastecimiento (CLAP).
Producir un kilo de yuca cuesta alrededor de 300 bolívares por lo que su precio en el mercado debería oscilar ente 400 y 500 bolívares, pero cada vez se hace evidente que donde intervienen los intermediarios se distorsionan los márgenes de ganancias.
En el marco de impulsar la producción nacional de alimentos para garantizar la soberanía alimentaria, los productores de yuca preparan un plan de siembra para elevar el cultivo de este tubérculo de 50 millones a 300 millones de kilogramos en los próximos 6 meses.
Edgar Pérez, aseguró que Fenaproyuca “está en condiciones de sembrar 50 mil hectáreas de yuca, a lo largo y ancho de Venezuela, y aprovechar 150 mil hectáreas adicionales para sembrar hortalizas, dentro de un plan de desarrollo e industrialización de la yuca, en consonancia con el crecimiento de la demanda del producto en el mercado nacional, sin embargo, para poder concretarlo necesitamos el apoyo de insumos agropecuarios, repuestos, semillas y logística para poder producir con eficacia”, detalló.
Este productor de tubérculos del centro del país, aseguró que actualmente la yuca se ha convertido en uno de los alimentos más consumidos por los venezolanos como fuente de calorías y carbohidratos, razón por la cual en los próximos días esperan reunirse con las autoridades del Ejecutivo Nacional para presentar su propuesta de aumentar la producción de este rubro y establecer el precio al cual se debe comercializar.
T/ Luis Ángel Yáñez
F/ José Miguel Meneses
Anuncio publicitario