En Rusia han comenzado las pruebas de las llamadas ‘balas inteligentes’ que pueden alcanzar blancos a una distancia de 10 kilómetros, informó el vicedirector de la Fundación Rusa para los Estudios Avanzados, Vitalí Davydov.

«El trabajo en esta dirección continúa. Ha concluido la etapa de diseño y la prueba experimental del producto en modo no guiado, y han comenzado los ensayos en el modo de vuelo guiado», afirmó Davydov.
Anteriormente se informó que la nueva arma de alta precisión permitiría destruir al enemigo a una distancia de 8-10 kilómetros. Se está creando un complejo especial para este tipo de municiones que no puede ser usado en un arma de fuego convencional.