La selección venezolana de baloncesto masculino ya está lista para disputar hoy su primer partido en los Juegos Olímpicos Río 2016, al enfrentar a su similar de Serbia en el choque que se llevará a cabo en las instalaciones del Pabellón Olímpico número 1, de la Arena de Deodoro, ubicada en la ciudad carioca.
El director técnico Nestor “Che” García explicó que “la principal fortaleza de la selección venezolana de baloncesto es la defensa, esa ha sido el arma para conquistar las victorias de los últimos años. Somos un equipo defensivo y salimos a jugar de esa manera. Eso nos llevó a ser campeones de América y es por ello que aplicaremos la misma medicina en esta justa olímpica” .

LOS 12 DEFINITIVOS

Jugadores como Gregory Vargas, Dwight Lewis, Néstor Colmenares, Miguel Ruiz y Miguel Marriaga están llamados a ser los principales bastiones defensivos que tiene Venezuela. Pero más allá de roles individuales, la vinotinto necesita mantener el compromiso defensivo que enseñó en el pasado, que más allá de su carta de presentación será la única forma de hacerle frente a sus poderosos rivales.
Venezuela quedó emparejado en el Grupo A con Australia, Francia, China, Serbia y Estados Unidos, combinados que tienen gran recorrido en los JJOO y que Néstor García solo conoce una forma de contener. “Para tener oportunidad ante estas potencias tenemos que plantear encuentros de menos de 75 puntos”, acotó el entrenador de Venezuela.

EL TORNEO

El baloncesto es una de las 42 disciplinas que se disputarán entre el 5 y el 21 de agosto en los Juegos Olímpicos de Río 2016. Los partidos se disputarán en las instalaciones del Pabellón Olímpico uno en la Arena de Deodoro.
Serán doce selecciones masculinas y 12 femeninas, estas se dividieron en dos grupos femeninos y dos grupos masculinos, dentro de los cuales se disputarán la fase preliminar. Cada grupo está integrado por seis selecciones, de las cuales las cuatro mejores clasificarán para los cuartos de final.

EL RIVAL FUERTE

Estados Unidos se presenta, una vez más, como principal favorito al título olímpico en Río de Janeiro, un oro que sería el decimoquinto de 18 posibles para el país que sigue dominando con autoridad un deporte al alza pero al que sigue aportando la gran mayoría de sus principales estrellas, como Kevin Durant y Carmelo Anthony.
El dominio del quinteto estadounidense en el torneo masculino de baloncesto es evidente, las 17 veces que ha participado ha acabado en el podio. Aunque los americanos no reconocen la derrota de 1972 en Múnich, la de la canasta de Sergei Belov en los tres segundos más polémicos de la historia.
La victoria de esta selección solo parece que pueda ser discutida por la España de Pau Gasol, su rival en las dos últimas finales, en Pekín y Londres, pero el paso del tiempo de la plateada generación española y la ausencia de Marc Gasol merma las opciones españolas.
El favoritismo del equipo del ‘Coach K’ (Mike Krzyzewski) no merma ni aún con las bajas de Stephen Curry y Lebron James, sin duda los dos mejores jugadores de la actualidad.
No son las únicas ausencias ilustres de un equipo mermado por las lesiones y el temor al zika (Harden, Paul, Griffin, Westbrook, Aldridge, Leonard…), pero de un nivel excelso y con un par de superestrellas, Durant y Carmelo. Carmelo, por cierto, quiere ser el primer jugador de baloncesto en la historia en lograr tres oros olímpicos.
T/ Félix A. Marín
F/ Archivo CO