París, 3 ago (PL) Tras una semana de huelga del personal de cabina, la aerolínea Air France anunció que mantendrá los actuales acuerdos colectivos de trabajo hasta febrero de 2017 para tener más tiempo de negociación, informó hoy la prensa local.

Los contratos estaban vigentes hasta octubre próximo y se decidió extenderlos hasta el año próximo con el propósito de garantizar más tiempo en los diálogos dirigidos a acordar las condiciones de la renovación de dichos convenios.

«Con el fin de dar todas las posibilidades de éxito y de disponer de tiempo para negociaciones serias y serenas, el acuerdo colectivo en curso, que expira el 31 de octubre, se mantendrá sin ningún cambio hasta febrero de 2017», comunicó la empresa a los sindicatos, según publicó el diario Le Point.

La compañía agregó que a partir del 24 de agosto comenzarán las conversaciones con vistas a la renegociación de los contratos.

El motivo de la huelga, que se extendió por una semana y terminó ayer, es la renovación de los convenios que definen las reglas de remuneración, de trabajo y de carrera del personal de cabina, pues mientras la compañía pretende prorrogarlos por solo 17 meses, los trabajadores defienden un periodo de tres a cinco años.

Ahora las partes contarán con varios meses de negociación para definir el tema, aunque Air France dejó claro que no piensa acceder fácilmente a renovar los pactos por un plazo demasiado largo.

«La dirección no se comprometerá en un periodo de tres a cinco años sin la posibilidad de poder adaptarse, si fuera necesario, a las evoluciones de nuestro entorno», indicó la empresa.

A raíz del paro, la aerolínea debió cancelar alrededor de mil vuelos, lo que significó pérdidas de unos 90 millones de euros, según el director general de la compañía aérea, Frédéric Gagey.

edu/lmg