El jefe de Estado señaló que estas acciones buscan generar un
conflicto político en el país para que las fuerzas revolucionarias se
aboquen a resolver esa situación, en vez de centrarse en “la tarea
principal que es atender al pueblo.

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás
Maduro, repudió este lunes las acciones inconstitucionales realizadas
por la derecha venezolana desde la Asamblea Nacional, al desacatar dos
sentencias emitidas por la Sala Electoral del Tribunal Supremo de
Justicia (TSJ) dictadas el 30 de diciembre de 2015 y 11 de julio de
2016 en las que se ordenó y ratificó, respectivamente, la suspensión de
efectos de los actos de totalización, adjudicación y proclamación de
los diputados electos en Amazonas.

“Como Jefe de Estado, yo repudio y rechazo las acciones del golpe
parlamentario contra el Poder Judicial que ha hecho Henry Ramos Allup
(Presidente de la Asamblea Nacional) la semana pasada”, expresó el
Mandatario Nacional en transmisión conjunta de radio y televisión desde
la Academia Militar en Caracas.

Señaló que estas acciones buscan generar un conflicto político en el
país para que las fuerzas revolucionarias se aboquen a resolver esa
situación, en vez de centrarse en “la tarea principal que es atender al
pueblo”.

En la sesión del pasado jueves, la directiva de la AN -conformada por
diputados de la derecha- incorporó y juramentó a los legisladores por
estado Amazonas Julio Ygarza, Nirma Guarulla y Romel Guzamana,
investigados por la Sala Electoral del TSJ desde el pasado 30 de
diciembre por denuncias de compra y coacción de votos.

El presidente de la AN alegó que no esperará la decisión que tome el
TSJ, ya que a su juicio el Poder Judicial “no va resolver nunca la
reincorporación”.

Sin embargo, la Sala Electoral se ha declarado en
sesión permanente desde hace seis meses cumpliendo con la garantías
constitucionales del proceso.

De igual forma, el presidente Nicolás Maduro rechazó los intentos de
la derecha internacional, específicamente de Argentina, Brasil y
Paraguay; en contribuir con el asedio contra Venezuela desde el Mercado
Común del Sur (Mercosur).

“Es un plan global. Venezuela ha demostrado su fortaleza. No tengo
duda de la fortaleza política, moral, económica de nuestro país. De su
fortaleza nacional e internacional”, subrayó el presidente Maduro.

El Mercosur es un bloque regional agrupado por Brasil, Argentina,
Uruguay, Paraguay y Venezuela, además de Bolivia, que está en proceso de
adhesión.

De acuerdo con el tratado constitutivo y el tratado Ouro Preto de esa
instancia, la presidencia pro tempore se ejerce con dos condiciones:
el tiempo, de seis meses, y por orden alfabético. Es decir que tras
cumplir Uruguay su periodo, le corresponde a Venezuela estar al frente
de ese cargo.

T/AVN
F/Prensa Miraflores