En este episodio de Keiser Report, desde Kingston, Nueva York, Max and
Stacy comentan el tema del emprendedor de la generación del milenio en
una época en la que la creación de empresas se ha venido abajo. Aun así,
el Gobierno de Obama asegura que la deuda estudiantil es muy buena para
la economía de Estados Unidos. En la segunda parte, Max entrevista a
Gerald Celente, de TrendsResearch.com, con el que conversará sobre el
espíritu empresarial y las elecciones de Estados Unidos.

En esta nueva edición de Kieser Report los conductores Max Keiser y
Stacy Herbert destacaron una declaración de John Lettieri, cofundador
del Grupo para la Innovación Económica, en su comparecencia ante el
senado estadounidense. El empresario señaló que en EE.UU. “la generación
del milenio va camino de ser la menos emprendedora de la historia
moderna”. Esta declaración es respaldada por un informe de ‘The Wall
Street Journal’ que asegura que la proporción de personas menores de 30
años con un negocio en propiedad ha caído un 65% desde los años 80.

Uno
de los principales motivos de esta situación se debe a las deudas
estudiantiles generadas por los bancos y respaldadas por el gobierno
estadounidense. “Desde que Obama llegara al poder, coincidiendo con el
inicio de la crisis financiera, la deuda estudiantil de la generación
del milenio se ha duplicado hasta alcanzar la cifra de 1,3 billones de
dólares”, explicó Stacey.
La conductora añadió que Washington hizo
todo lo posible para que la deuda quede “en pie y que el sistema siga a
flote”. Para lograrlo generó “más deuda aún” y esa deuda fue colocada
“sobre los hombros de los jóvenes”.

La traba de los monopolios

“La
generación del milenio empezará a redefinir el concepto de riqueza,
porque dinero no tiene”, sentenció Max. Y explicó que “la tendencia está
bien clara”, a estos jóvenes “les va a ir peor que a sus padres”, lo
cual será toda una novedad en la historia reciente de los EE.UU. Por su
parte Stacey añadió que “sin destrucción no hay creación”. Es necesario
“que las deudas tóxicas se extingan y que los malos actores
desaparezcan”.

Sobre esto último se puso de relieve como las
grandes empresas impiden el desarrollo de nuevos emprendimientos. Tres
empresas controlan el 99% del mercado farmacéutico estadounidense, otras
dos (Amazon y Barnes & Noble) el 50% de la venta de libros. “Si
alguien de la clase política se hubiera atrevido a hacer frente a esos
monopolios, ahora no tendrían la influencia que tienen en el proceso
político”, denunció Max y subrayó que Amazon” no habría comprado ‘The
Washington Post’, lo que habría evitado que se creara esa simbiosis
entre los medios, las empresas y la política tan típica de los regímenes
fascistas”.

Finalmente cuestionaron el planteo realizado por la
Casa Blanca respecto a que las deudas estudiantiles son positivas para
la economía estadounidense. Max lo sintetizó: “Incluyen la deuda en el
PBI, el PBI sube, y si el PBI sube, pueden consentir que el porcentaje
de la deuda respecto al PBI aumente, un aumento de la deuda que permite
que los bancos se lleven más comisiones y que favorece a la élite más
privilegiada”.

“La acumulación de deuda perjudica al
emprendimiento: los jóvenes no quieren correr riesgos por culpa de toda
la deuda que llevan a sus espaldas”, completó Stacey.

El sistema neofeudal

En
la segunda parte del programa Max entrevistó a Gerald Celente, de
Trends Journal, que realiza un congreso sobre emprendimiento y
tendencias en la ciudad de Kingston, Nueva York. Celente aseguró que, en
términos de tendencias, “estamos pasando de la era industrial y de la
industrialización a la robotización” ya que los robots “estarán por
todas partes; servirán para cuidar a los ancianos, vigilar a los niños;
incluso hasta para pasear al perro”.
Si bien reconoció que el desarrollo
en este sentido “al principio destruirá puestos de trabajo”, luego
“permitirá crear empleos nuevos”.

Por otra parte remarcó que la
sociedad estadounidense podría calificarse de “neofeudal”, donde existe
“una nobleza política y una élite económica que se atienen a unas leyes
distintas a las que nos afectan a nosotros”. En ese sentido recordó que
“hay 62 personas con más dinero que la mitad de toda la población
mundial” lo que ha provocado el surgimiento de “movimientos populistas”.

En
este marco se inscribe la candidatura de Donald Trump a la presidencia
de EE.UU. El magnate “se dirige a aquellos que lo han perdido todo y que
ya no tienen nada que perder” mientras que Hillary Clinton “se ha atado
a los bancos, a los banqueros demasiado grandes para ir a la cárcel”.

Para
concluir Celente analizó que “nunca ha habido unas elecciones en las
que diferentes facciones de cada partido estén enfrentadas las unas a
las otras, con manifestantes en ambos lados”. Si bien existen
comparaciones con lo que sucedía en 1968, en ese entonces el problema
“era la Guerra de Vietnam; la gente protestaba contra la guerra, y en
ese momento, el partido de la guerra era el Partido Demócrata”. Pero
ahora se da “una guerra entre diferentes facciones, algo que no se había
visto jamás”, concluyó.