La comunidad Wayuú exigió al Gobierno cumplir con las medidas cautelares ordenadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.


Otros dos niños Wayuú perdieron la vida por desnutrición y falta de atención social en La Guajira colombiana para llegar a 40 la cifra de fallecidos en lo que va de 2016. Se trata de una crisis humanitaria que atenta contra la vida de miles de personas que residen en esa región del país.


Los dos últimos casos fueron reportados el fin de semana, el primero en una clínica de Barranquilla (una menor de 2 meses de nacida) y el otro en La Guajira, una niña que presentaba un estado de desnutrición elevado. 


La Asociación de Autoridades Tradicionales Shipia Wayuu de Manaure reiteró su reclamo al Gobierno de Juan Manuel Santos para que cumpla con las medidas cautelares ordenadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, para proteger a esta comunidad. 


Representantes de la comunidad Wayuú denuncian que en lo que va de 2016 han muerto más de 40 menores, pero que algunos no han sido reportados por las autoridades. El pueblo originario advirtió que pese a la crisis humanitaria que vive esta zona continúan los intentos para desviar las fuentes de agua para favorecer la extracción de carbón. 


El trabajo del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) parece insuficiente para evitar que niños sigan muriendo de hambre en La Guajira.