Douglas Gómez felicitó la ocupación por parte del gobierno nacional de la empresa Kimberly-Clark porque respondió al clamor de los trabajadores, que ya estaban preocupados ante el abandono por parte de la patronal
Douglas Gómez, miembro del buró político del comité central del Partido Comunista de Venezuela (PCV) y miembro del comité de masas, indicó que la población debe organizarse para confrontar las mafias especuladoras a través del boicot. Aseguró que esto ha dado resultado con ciertos productos, pues los altos costos y la disminución de la demanda ocasionó que los comerciantes bajaran los precios para no perder la mercancía.
Por supuesto, esto debe ir acompañado por la acción contundente de las autoridades, en primera instancia a través de la Sundee. “El gobierno tiene mecanismos legales para corregir esas deformaciones”, apuntó.
En otro orden de ideas, anunció que el partido ratifica su línea de confrontación contra el fascismo y el imperialismo, representado en Venezuela por la MUD, que ha jugado un papel de sabotaje y de desestabilización contra el proceso político revolucionario y que ha mantenido una actuación permanente contra el pueblo venezolano.
Rechazó los factores que supuestamente se han identificado con el chavismo, pero que tienen conductas conciliadoras y cercanas con la oposición. Asegura que estos sectores demuestran una actitud entreguista del proceso bolivariano. Por ello, invitó a la población a defender los logros alcanzados por la revolución, que durante 17 años ha reivindicado los derechos del pueblo.
Indicó que en el marco de la lucha de clases es necesaria la caracterización de la conflictividad laboral que, actualmente, se expresa en despidos y violación de los derechos contractuales de los trabajadores, tanto en el sector público como privado. Aseguró que el PCV acompañará la lucha de los trabajadores para defender las conquistas laborales, a través de la movilización obrera. Expresaron que respaldan las acciones de los trabajadores de la planta de Cervecería Polar en San Joaquín. Allí la empresa se negó a reenganchar a 300 personas que fueron despedidas y que los tribunales laborales ordenaron su reincorporación.
Además, Douglas Gómez felicitó la ocupación por parte del gobierno nacional de la empresa Kimberly-Clark. “Una toma que respondió al clamor de los trabajadores. Que ya estaban preocupados por el abandono por parte de la patronal. Es necesario que en esta oportunidad se corrijan algunas fallas. Que esas empresas que son ocupadas se gestionen distinto. Uno de los problemas que tenemos ahorita es la paralización. Que se reactiven bajo un nuevo modelo de gestión”.
Respecto al tema del diálogo dijo que éste no se puede dar en desmedro de las conquistas de los trabajadores y el pueblo en general, como ha sido propuesto por sectores de la oposición. También señaló que esta acción se debe construir de manera colectiva: “La mesa de diálogo debe manifestar, de manera consensuada, la expresión de las fuerzas populares”.
T / Oriana Gámez
F / Héctor Rattia