El movimiento Cruzada Nacional Camionera no asistió a la reunión pauta para este sábado con el Gobierno por los excesos de la Fuerza Pública con el gremio de transportadores. 

El paro camionero iniciado en Colombia desde hace más de un mes continúa. El gremio de transportistas decidió no acudir a la reunión prevista para este sábado con el Gobierno de Juan Manuel Santos debido a que consideran que «no hay garantías» para que se de inicio a una negociación. 
El movimiento Cruzada Nacional Camionera, el cual agrupa a varios sindicatos del sector del transporte de carga por carretera y que inició las protestas el pasado 7 de junio, indicó que la decisión se debe a los exceso de la Fuerza Pública contra sus compañeros.
«La Fuerza Pública está arremetiendo con violencia en todos los puntos de transportadores, los quieren judicializar sin pruebas»,sostiene el movimiento, que además cuestiona la voluntad del Gobierno de negociar.
«¿Quién va a negociar con alguien que ya le dijo que no va a ceder?», expresó un miembro de la vocería de Cruzada Nacional Camionera, quien informó que ya diversos representantes del Ejecutivo han descartado negociar sobre el alza en el precio de los peajes y otras demandas que tienen los profesionales del volante.
Tras conocer la ausencia de los camioneros, el ministro de Transporte, Jorge Eduardo Rojas, reiteró la invitación al diálogo para poner fin a la huelga que ya amenaza con el desabastecimiento en el país.
En contexto
El paro laboral que ya alcanzó los 30 días sostiene en debate el mismo que ha tenido siempre y les urge ser escuchados y atendidos por el Ministerio de Transporte en torno a temas como la sobreoferta de vehículos, los problemas con la forma y el pago de los fletes y costos operacionales, que superan, en mucho casos, los ingresos de los transportadores.
«Esta será una protesta nacional. Venimos muy preocupados con el Gobierno por la desolación enorme en la que nos tienen. No cumplen los acuerdos que firmamos, no son serios, parece que se entrelazaran los ministerios para dilatar las cosas», había advertido hace un año Ramírez. Y es que lo que el gremio en pleno quiere es que el Gobierno de Juan Manuel Santos cumpla lo pactado en el paro de 2013.