Por: Roberto García Hernández

Damasco, 9 jul (PL) Un triunfo de la aspirante demócrata estadounidense Hillary Clinton en las próximas elecciones podría constituir un impulso a la agresión extranjera contra Siria, señaló hoy aquí Thierry Meyssan, presidente-fundador de la Red Voltaire.

En declaraciones a Prensa Latina, el destacado periodista y académico francés señaló que también impactaría en el desarrollo de los conflictos en todo el Medio Oriente, debido a sus posiciones neoconservadoras en política exterior.

El especialista recordó que desde su cargo como secretaria de Estado (2009-2013), la también exprimera dama desempeñó un papel primordial en la llamada «primavera árabe», por lo que si llega a la jefatura de la Casa Blanca seguiría una política similar e incluso peor.

Esto implicaría el agravamiento de la situación regional, una política más férrea y agresiva contra el Gobierno del presidente Bashar al Assad, un virtual incremento de la acción militar a favor de los grupos antigubernamentales que operan en suelo sirio y por tanto más muertos en el futuro previsible.

En cuanto al candidato republicano Donald Trump, Meyssan señaló que existe incertidumbre sobre sus posibles proyecciones en política exterior, mucho más en cuanto al Medio Oriente, porque todo parece indicar que ni él mismo sabe lo que se propone en este sentido.

Existe información fraccionada acerca de quiénes serían algunos de sus consejeros en este tema, pero incluso estos asesores pudieran ser cambiados a última hora, por lo que sería necesario esperar a ver quién será su compañero de fórmula como candidato a la vicepresidencia.

Es probable que para ese cargo nombre a alguien más afín que él a las élites gobernantes norteamericanas, al llamado «establishment», y atraerlas a sus ideas denunciadas como aislacionistas, de retirar a Estados Unidos del Medio Oriente y exigir una participación más directa de sus aliados para alcanzar los intereses comunes en la región.

Sin embargo, de acuerdo con Meyssan, el problema más importante no es si triunfa Clinton o Trump en las presidenciales de este año, sino saber si Estados Unidos es capaz de reconocer que perdió el primer lugar mundial en el ámbito de la guerra convencional y otros aspectos de carácter estratégico frente a Rusia.

Algo similar les ocurre respecto a la República Popular China, cuyo avance en la esfera económica y comercial y en aspectos de la temática militar desplazó a Washington como potencia preponderante, a pesar de que mantiene su condición hegemónica en muchos otros índices.

Otro elemento a observar en este proceso es cómo el próximo mandatario estadounidense enfrentará el fracaso de la administración de Barack Obama de poner en práctica el llamado giro Asiático de su estrategia en política exterior y presencia militar, señaló Meyssan.

La complicación del conflicto en el Medio Oriente pudiera echar por tierra, como ya lo hace, esta proyección de Estados Unidos de reforzar su presencia militar y dominio económico en Asia, y este es otro desafío que enfrentará quien triunfe en las presidenciales del 8 de noviembre, acotó Meyssan, también fundador de la conferencia Axis for Peace.

Sus estudios sobre política exterior se publican en la prensa árabe, latinoamericana y rusa.

La Red Voltaire, fundada en Francia en 1994 y con sede central en París, es una organización internacional sin fines de lucro, que promueve la publicación de estudios con visiones alternativas acerca de la política de Estados Unidos y sus aliados en el Medio Oriente y otras regiones del mundo.

La página digital de esta entidad está disponible en francés, inglés, español, árabe italiano, polaco y portugués. Edita también un diario electrónico gratuito en la mayoría de esos idiomas.

lam/rgh