Santiago de Cuba, 25 ago (PL) El tiempo en el oriente cubano amaneció en calma, a pesar de la cercanía de la tormenta tropical Isaac, cuyo centro debe tocar tierra al filo del mediodía de hoy por un punto entre las provincias de Guantánamo y Santiago.

En la región oriental de Cuba aun no se han producido lluvias asociadas a la tormenta pero los pronósticos del Instituto de Meteorología indican que a partir del mediodía las precipitaciones serán intensas, afectarán a todas las provincias orientales y luego se trasladarán hacia el centro de la isla.

Desde el pasado 23, cuando el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil decretó la fase informativa para la región oriental, se activaron los consejos de defensa provinciales y municipales, los cuales adoptaron las medidas previstas para minimizar los daños que las situaciones meteorológicas extremas suelen producir.

Estas medidas se intensificaron desde ayer cuando se decretó la fase de alerta ciclónica y se continúa trabajando pues aún las condiciones del tiempo son normales.

Los consejos de defensa definieron las acciones a desarrollar a partir de las características de cada territorio, pero en todos se organizó la evacuación del personal que habita en zonas de riesgo, se propició el regreso a sus hogares de los vacacionistas cubanos y la protección de los turistas extranjeros.

Se acometieron otras acciones encaminadas a proteger los recursos de la economía familiar y estatal como la recogida de productos de la agricultura para evitar perderlos, el traslado de animales a sitios seguros, la protección de embarcaciones y el reforzamiento del saneamiento ambiental .

La vigilancia de los embalses es permanente, pues se espera que las copiosas lluvias aumenten significativamente el volumen de las presas.

El trabajo de los consejos, con sus principales dirigentes políticos y gubernamentales al frente, fue reconocido por el general Ramón Espinosa Martín, viceministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, quien en su recorrido por la zona oriental de la isla pudo constatar el nivel de preparación de cada territorio.

La población permanece atenta a las informaciones de los medios de comunicación y se prepara para afrontar la tormenta tropical con responsabilidad, y de esa forma minimizar sus posibles daños materiales y humanos.

mem/oac