Washington, 25 ago (PL) El presidente Barack Obama advirtió hoy que si los republicanos ganan la Casa Blanca se verían afectados 18 millones de ancianos en Estados Unidos por modificaciones legales en seguros de salud pública.

Obama y el partido opositor liderado por el candidato Mitt Romney están enfrascados en un intercambio de acusaciones políticas propias del complejo ambiente electoral que precede a las votaciones generales del 6 de noviembre.

Según el mandatario demócrata, el plan de Medicare patrocinado por la Oficina Oval le ha ahorrado desde 2010 a los adultos mayores en este país más de cuatro mil millones de dólares en compras de fármacos.

En la tradicional alocución sabatina por radio e Internet, el jefe de Estado denunció lo que denominó una campaña de tergiversaciones y falacias que los republicanos intentan difundir sobre el Medicare para influir en el comportamiento de los votantes.

Los correligionarios de Romney pretenden imponer un nuevo plan de cobertura a tenor del cual los norteamericanos mayores de 60 años tendrían que pagar un adicional de seis mil 400 dólares al año por concepto de seguros sanitarios.

Con anterioridad, la congresista republicana Ann Marie Buerkle criticó la reforma de salud patrocinada por la Casa Blanca y alegó que crea un clima de inestabilidad permanente en la economía estadounidense.

Esta llamada ley de salud es un fiasco en la misma cara de Estados Unidos, compromete la revitalización de nuestra industria y los valores que defendemos, subrayó la representante por Nueva York.

La nueva reglamentación en coberturas sanitarias, que entrará en vigencia para 2014, obliga a millones de ciudadanos a adquirir un seguro combinado entre privado y el gubernamental Medicaid so pena de tener que pagar una multa.

mem/jvj