TeleSUR
Washington la acusó de cooperar con su ex marido, Mahmoud Seif, de intentar exportar gafas de visión nocturna desde Austria hacia Irán, violando así las sanciones impuestas contra el país persa, y condenándola a cinco años de prisión.

La ciudadana iraní, Shahrzad Mir Qolijan, arribó este miércoles a Omán y se reunió con su familia, después de haber pasado cinco años en una prisión estadounidense por supuestamente haber violado las sanciones de Washington contra la República Islámica de Irán.

Mir Qolijan se reunió a primeras horas de la mañana con sus dos hijas y su madre en el Aeropuerto Internacional de Mascate.

«Esta vez tengo ganas de estar con mi madre y mis dos hijas, porque desgraciadamente la distancia y la prisión hicieron que perdiera momentos felices de su compañía», expresó durante una conferencia de prensa ofrecida tras su liberación.

La iraní fue arrestada por funcionarios norteamericanos en diciembre de 2007, cuando pasaba sus vacaciones en Chipre. Tras su arresto, fue trasladada al centro de detención federal en Miami (sur de Estados Unidos).

Washington la acusó de cooperar con su ex marido, Mahmoud Seif, de intentar exportar gafas de visión nocturna desde Austria hacia Irán, violando así las sanciones impuestas contra el país persa.

A pesar de su inculpabilidad, la Corte Federal de Florida condenó a Mir Qolijani a 5 años de prisión. Durante ese lapso, activistas defensores de los derechos humanos iban denunciando que Mir Qolijan era sometida a torturas físicas y psicológicas.

teleSUR-PressTV-HispanTV/MARL