Caracas, 07 Ago. AVN.- Aunque parezca un hecho cotidiano y natural del ser humano, antes de 1999 sólo 7% de las mujeres del país daba leche materna a sus bebés, situación que ha cambiado en los últimos 13 años, pues los resultados de un medición entre 2009-2010, realizada por el Instituto Nacional de Nutrición (INN), revelan que esta práctica se ubica en 40%, 471% más de lo registrado antes de la llegada de la revolución.

En la celebración de la semana de la lactancia materna, la directora ejecutiva del INN, Marilyn Di Lucca, destacó que desde la llegada del proceso revolucionario se ha emprendido una campaña de difusión sobre la importancia de la lactancia materna como primer acto de soberanía alimentaria.

Enfatizó que con el apoyo de colectivos y comunidades organizadas, las instituciones gubernamentales han capacitado 180.000 docentes en el país para instruir a los niños venezolanos, con el propósito de que desde edad temprana asuman esta práctica como un acto natural y necesario para el bebé, la mujer, la familia y la sociedad.

Para los luchadores a favor de la lactancia materna, explicó, el gran adversario es la industria farmacéutica, que no sólo trata de dar mayor importancia a las fórmulas lácteas sobre la leche materna sino que además utiliza todo su potencial económico para desplazar el amamantamiento y vender su producto.

La directora del INN resaltó el triunfo de la campaña en pro de la lactancia materna en la recién aprobada Ley Orgánica del Trabajo, que reconoce esta práctica como hecho vital de la trabajadora, que debe ser respetado por los empleadores.

Apego precoz en ascenso

El apego precoz es el contacto físico que debe establecerse entre el recién nacido y su madre en la primera media hora después al parto o lo antes posible, en caso de cesáreas.

En Venezuela, la resolución 444, publicada en gaceta oficial numero 38.032, el 28 de septiembre de 2004, establece la obligatoriedad de «ubicar al bebé y su madre en la misma habitación día y noche, lo más pronto posible después del parto, para favorecer el contacto precoz, permanente y la práctica de lactancia materna exclusiva».

En cumplimiento con esta normativa, varios estados de Venezuela ha emprendido esta práctica, como el caso de Portuguesa, donde en hospitales de Guanare y Acarigua 80 de cada 100 niños nacidos son alimentados con leche materna antes de la primera hora de vida.

Antonio Brito, director estadal de salud en Portuguesa, explicó que actualmente se registra un índice de apego precoz de 80% en el hospital Jesús María Casal (Acarigua) y 85% en el hospital Miguel Oráa (Guanare), reseña el portal web del Ministerio para la Salud.

La meta del organismo de salud en la entidad es aumentar más este índice en los próximos meses, hasta llegar al registro de 100% de apego precoz, explicó.

Como parte de las propuestas que se plantea el equipo de Portuguesa, dijo, se incluye aumentar la inclusión del grupo familiar en la promoción y fortalecimiento de la lactancia, para de esta forma garantizar que los niños reciban leche materna de manera exclusiva en los primeros meses de vida y luego hasta los dos años, junto a la alimentación complementaria.

«Cuando tenemos destete a temprana edad es porque las madres y el grupo familiar desconocen los beneficios de la lactancia materna. De allí que el esfuerzo del equipo de salud se encamina a fortalecer este conocimiento en las comunidades», señaló el doctor.

Para lograr este cometido, comentó, en la entidad se realiza un abordaje multidisciplinario que incluye la participación de médicos, enfermeras, psicólogos, trabajadores sociales y grupos de apoyo en las consultas de lactancia materna y en las actividades de calle.

Bancos de leche materna

El estado Bolívar lleva la delantera al poseer dos de los siete bancos de leche humana existentes en el país, además de un lactario. El Banco de Leche del Hospital Ruiz y Páez, inaugurado en agosto de 2002, ha beneficiado a más de 28.000 infantes y recibido el aporte de más de 42.000 madres donantes.

Nota de prensa del Ministerio para la Salud refiere que desde que abrió sus puertas en enero de 2006, al Banco de Leche de la Maternidad Negra Hipólita han acudido más de 3.000 madres a donar su leche para ayudar a un número de pequeños que supera los 6.000.

En tanto que el Lactario Bebé Feliz del Hospital Guaiparo, activo desde hace ocho años, contabiliza 19.000l mujeres donadoras y poco más de 13.000 bebés favorecidos.

La diferencia entre bancos de leche y lactarios estriba en que mientras en los primeros la leche materna se procesa, almacena y se distribuye a los bebés hospitalizados; en el lactario sólo se recolecta, almacena y distribuye a los recién nacidos que por alguna complicación están recluidos, pero no se lleva a cabo la pasteurización.

En el estado Bolívar, las organizaciones encargadas de fomentar la lactancia son el Ministerio para la Salud, a través del Instituto de Salud Pública; la Gobernación, por medio de la Fundación Social Bolívar y Fundación El Niño Simón; el Instituto Nacional de Nutrición y Amamanta Bolívar.

Entre las ventajas para el niño destacan la reducción de infecciones gastrointestinales, sano crecimiento dental, mejora el desarrollo cerebral y la seguridad emocional. En cuanto a la madre, amamantar permite que el útero vuelva a su tamaño normal más rápido, funciona como método anticonceptivo, previene el cáncer de ovario y mamas y ayuda a recuperar el peso y figura.

AVN