Crecen expectativas por liberaciones en Colombia
Por: Alberto Corona

Bogotá, 22 mar (PL) Las expectativas en torno a la liberación unilateral de 10 uniformados por parte de la guerrilla crecen hoy en Colombia, luego de anunciarse que el proceso se iniciará el lunes próximo.

Sin embargo, la mayor preocupación gira alrededor de la logística para esas entregas, pues aún se desconoce cuándo llegarán los helicópteros brasileños que participarán en el complejo operativo, en medio de una escalada del conflicto armado interno.

Sobre este particular, el gobierno colombiano aseveró que una vez lleguen esos helicópteros y se establezcan los aeropuertos desde donde saldrán en el territorio nacional comenzará el conteo regresivo para liberaciones.

Lo que se necesita es el aeropuerto de donde saldrán las aeronaves de territorio colombiano para recoger a los prisioneros y dar inicio así al proceso, dijo a la prensa el viceministro de Defensa, Jorge Bedoya.

Según Bedoya, el proceso cuenta con unos protocolos de seguridad bastante delicados, al tiempo que se deben preparar los helicópteros y el Gobierno de Brasil debe hacer una logística muy particular.

En tanto, el vocero del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Jordi Raich, se expresó en similares términos y señaló que aún se desconoce cuándo y de dónde saldrán los dos helicópteros brasileros para recibir los retenidos.

El movimiento Colombianos y Colombianas por la Paz anunció ayer que esas entregas por parte de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) comenzarían el venidero lunes.

Al respecto la líder de ese grupo de la sociedad civil, la pacifista y exsenadora Piedad Córdoba, aseguró que el proceso se realizará en dos etapas y que al mismo solo asistirán mujeres colombianas.

Igualmente indicó que la escalada del conflicto no obstaculizará esas liberaciones, en referencia a la más reciente operación del Ejército contra las FARC en el departamento fronterizo de Arauca, con un saldo de 33 insurgentes muertos.

Por otra parte, Córdoba también recordó que el Gobierno garantiza en el protocolo de seguridad que en la zona donde

ocurran las liberaciones no habrá combates ni operaciones militares como los de la víspera.

Dicho documento, aceptado íntegramente por las partes, contempla varias operaciones humanitarias, como la referida, al tiempo que no se podrá iniciar una de las etapas hasta tanto finalice totalmente la otra.

Una vez que esto suceda, el Ministerio de Defensa, el Comando General de las Fuerzas Militares y la dirección de la Policía tendrán que ser notificados.

Para tal efecto, quedarán suspendidos los sobrevuelos de aeronaves militares y civiles en el área donde ocurran las liberaciones y únicamente se autorizarán los vuelos comerciales nacionales e internacionales.

Asimismo, el Ministerio de Defensa se comprometió con suspender todo tipo de movimientos, operaciones militares o movilización de tropas, durante el tiempo de la operación u operaciones humanitarias.

En caso de un evento de fuerza mayor, dificultades meteorológicas o cualquier otro tipo de improviso, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) deberá comunicar al Ministerio de Defensa que la operación se puede demorar.

A su vez, si por cualquier motivo ocurre la cancelación de la operación, igualmente el CICR deberá informar al ministerio.

ocs/acl