EL CANAL CARACOL: METÁSTASIS Y METAMORFOS​IS DE UNA INFAMIA
Por: Nicolás Ramón Contreras Hernández.

El manejo de la información sobre la salud del presidente Hugo Chávez se ha convertido en un negocio redondo, para las grandes transnacionales vendedoras de chismes y noticias que actúan como una sincronizada orquesta de propaganda, en un campeonato de disparates e inmoralidades, donde no se escatiman los malos ejemplos que el periodismo clásico agonizante sugería evitar; y que hoy 2 de marzo del año 2012, nos revela a través del Canal Caracol la metástasis virulenta de los medios masivos de información, solo comparables con la metáfora de Guillermo Samsa, el personaje de Kafka atropellado por un sistema que lo convirtió en un insecto miserable.

Haciendo gala de una ausencia de ética profesional que iguala a Globovisión en Venezuela, el unanimismo de un periodismo ejercido como propaganda orgánica de un marketing político de intereses globalizados, que tiene en los medios emblemáticos al servicio de la VOA (Voz de América), CNN y la Cadena Fox, a los más representativos medios de propaganda neocolonial, Caracol con sus enfoques deja constancia que en las elecciones de Venezuela como todos sus colegas de la SIP, juega de local su papel en el terrorismo mediático a favor del candidato de la MUD Capriles Radonsky, elegido también por el eje USA/OTAN para acceder a las buenas o a las malas, a la mayor reserva de petróleo comprobada del planeta, donde también se halla una de las principales vetas del coltán, detonante de guerras intervencionistas en África.

A pesar de las premisas de un periodismo clásico y responsable que obliga a prescindir del rumor, a guardar el equilibrio informativo de las partes, la base noticiosa sustentada en voces responsables y profesionalmente autorizadas, el Canal Caracol en lugar de ir a las fuentes oficiales y sin contrastarlas con otras voces equivalentes en especialidad profesional, ha venido desmintiendo los informes desde la Habana, recurriendo a blogueros brasileños o venezolanos que no son médicos, o médicos que jamás por su lejanía profesional en cuanto especialidad, de remate se hallan geográficamente por fuera desde hace rato del escenario venezolano, los mismos que empleando el chisme rumorológico, se refieren sin pudor a un expediente profesional de gran importancia internacional, que desconocen de cabo a rabo.

Tanto en el portal web como en el telenoticiero, el Canal Caracol en una nota con el titular, “Salud de Hugo Chávez se deteriora progresivamente, dice periodista brasileño”- en un intento por lavarse las manos- publica lo siguiente: “El reconocido periodista brasileño, Merval Pereira, señaló que el cáncer del presidente venezolano, Hugo Chávez, ha hecho metástasis en dirección al hígado, y es poco probable que su salud sea buena para cuando se celebren las elecciones presidenciales en octubre”.

Olvida Caracol, que una cosa es poner a Amparo Grisales que no es profesional de la música, a decir disparates mientras califica géneros populares y culteranos en cantantes imitadores aficionados, desde el Paseo hasta la ópera, en el exitoso “Yo me Llamo”, y otra bien diferente es tomar como fuente autorizada a un simple periodista desconocido por lo menos en Colombia.

La Medicina es una disciplina científica de la Biología, tan compleja y seria, como para tomar como fuente profesional a un chismoso de farándula, como Nelson Bocaranda otro tv conductor de variedades y bloguero golpista de abril del 2002, que vomita disparates, como el que la medicina de Cuba, modelo internacional de la ONU y de la OMS, medicó al convaleciente de Miraflores con esteroides, un químico tan peligroso aún para rozagantes atletas como la difunta Florence Joyce Joyner, a quien hoy recordamos como la desaparecida medallista olímpica del atletismo

Olvida el Canal Caracol, que a diferencia una franja mediocre del periodismo norteamericano una cosa es que el Nuevo Herald de Miami o el Washington Post, veteranos en agitar propagandas bélicas genocidas como las de Vietnam o Irak, se den el lujo de llamar a un charlatán con título de medicina como José Marquina, quien tampoco es oncólogo, sino promotor de una terapia basada en el sueño. Sobre Marquina dice el periodista franco canadiense Jean Guy Allard:

“Una búsqueda en los archivos revela sin embargo que Marquina, médico venezolano que escogió abandonar su país para ejercer su arte en dólares, es ningún cancerólogo sino que se pretende especialista en “pulmonología” y que rentabiliza su clínica con la “medicina del sueño”, la cual “prácticamente cura a todos los pacientes”[…] El venezolano expatriado es profesor de Nova Southeastern University”, subraya el rotativo [El Nuevo Herald], cuando el propio Marquina se define como “profesor asistente clínico” y que su nombre ni aparece en la lista del personal de esta institución de mediocre reputación”.

para referirse a un dominio científico serio como el de la medicina, donde Caracol sin ningún recato, sin tener corresponsales en la Habana, le ofrece sus espacios con fines evidentemente electorales no disimulados, como lo deja entrever el supuesto “reconocido” periodista brasileño cuando se refiere a “las elecciones de Octubre”…¿Será que todo el que diga un disparate chismográfico se convierte automáticamente en una celebridad efímera como el reinado de Pedro Carmona Estanga o el médico Salvador Navarrete, quien innauguró la nueva manía de cancerenizar al presidente Chávez?

Está bien que Wiki Leaks revele cables de la empresa multinacional del espionaje Stratford, con un claro enfoque del USA Departamento de Estado, en el cual se pinta un escenario apocalíptico de Venezuela en poder de los rusos, los chinos y los cubanos, unos en calidad de políticos y empresarios peleándose por escoger sucesión para Chávez; o en calidad de médicos locos con el cáncer incurable, que tanto recalcan los publicistas de la MUD, pero otra cosa es que el Canal privado más importante del país se rebaje; no sólo renuncie a un legado como el de Guillermo Cano, Germán Castro Caicedo o el de Claudia López, para abrazar la degradación misma de lo informativo, encarnado en personajes de poca monta como Nelson Bocaranda o Leopoldo Castillo el “Mata Curas”.

En lugar de hundirse en el lodo de una propaganda de la guerra de cuarta generación, que sí muestra por todos lados su metástasis incurable en las crisis sistémicas de Grecia, Italia, España y Portugal, obligados con el insolvente USA a atracar petróleo con la excusa de los derechos humanos, olvida Caracol que es mejor cuidar la casa y no perder el tiempo haciéndole las tareas a una dirigencia empresarial, mediocre, rentística y ladrona, con un candidato a su medida, cuyo único programa de gobierno consiste en que se muera Chávez, para volver a implementar la receta que incendió con el caracazo a Venezuela en 1989.

Sí Caracol estuviera haciendo periodismo y no propaganda política “caprilofila mudesca”, tendría espacios para referenciar por ejemplo, el informe del Banco Mundial comentado por el periódico La Jornada de Méjico, el cual señala a Venezuela y Uruguay como los países que más redujeron las brechas de pobreza y desigualdad en el continente, allí precisamente donde se rajan Obama y Santos. ¿O por qué no, las denuncias contra la MUD por el congresista William Ojeda, quien denuncia fraude en el proceso de elección que dio ganador a Capriles Radonsky y que los medios publicitaron antes y después como «ejemplares»? ¿O les faltó seañalar que son ejemplares haciendo trampa?

Antes de preocuparse de la paja en el ojo del vecino, debiera Caracol encargarse de liderar una agenda temática que supere las condiciones que poco a poco se vienen creando, para la llegada al Palacio de Nariño de un presidente independentista, pues a pesar de las cifras maquilladas de un supuesto bajonazo del desempleo, la situación nacional requiere un periodismo comprometido que impulse cambios:

Se requiere superar por ejemplo, el legado uribista que penalizó la defensoría de derechos humanos y mandó a la cárcel con pruebas falsas – como la de los supercomputadores de Raúl Reyes- a luchadores por los derechos humanos como Lilian Obando, la líder de la ONG Fensuagro. Lamentable el bajo perfil de Caracol en los hechos de Pacific Rubiales (uno de sus actuales patrocinadores) y la Represa del Quimbo, unos hechos donde esa misma policía Smad, a la cual Caracol le hizo un publirreportajes con niños, se encargó de agredir con saña de las SS nazis, una protesta pacífica como la que dejó en el Huila a personas hasta con un ojo afuera por el uso de las escopetas de perdigones, incluyendo por supuesto, el uso del gas pimienta.

Necesita Colombia una agenda periodística que dé cuenta con el mismo énfasis que se da a las noticias de Venezuela, el problema de los desplazados y los micos de la ley de restitución de tierras, hecho denunciado por el Senador Robledo con cifras y citas contundentes. Estar alerta con una reforma de ley de la justicia que termina por ser de la injusticia y por la impunidad, pues crea todo el marco de maniobrabilidad leguleya, para que los militares violadores de niño en Arauca o los que asesinaron a jóvenes en los hechos de los falsos positivos, queden cobijados por un fuero que los hace intocables, en el puerto inseguro de la justicia penal militar.

Ese es el panorama que no toca el periodismo nacional con seriedad, por andar haciendo campañas a la MUD, ese cadáver insepulto que ha contagiado con la metástasis de sus manipulaciones y la necrofilia a un periodismo que de tanto andar en esa mesa, se contagió de una metástasis: a las 10 am por Telesur, unas imágenes del presidente Chávez conversando con Fidel, otro “asesinado mediático” que ha sobrevivido a millones de rumores, vuelve a evidenciar a una prensa enferma de embustería…!Y que lástima tener a Caracol entre los afectados por la metástasis del “raro cáncer incurable” de la embustería.

Nicolás Ramón Contreras Hernández.

CC.02.226.628 de Tolú- Sucre. Ciudadano Afroabiayalense independentista de la Región Caribe en la República de Colombia. RED INDEPEDENTISTA DEL CARIBE. Observatorio de Medios Independientes.

´

Infocitas que fundamentan este artículo:

[http://www.aporrea.org/actualidad/n200009.html] Jean Guy Allard sobre el charlatán Dr Marquina.

[http://www.aporrea.org/internacionales/n199961.html] Aporrea Venezuela y Uruguay los menos desiguales según Banco Mundial- La Jornada

http://www.telesurtv.net/articulos/activista-colombiana-lilian-obando-afirma-que-luchara-por-derechos-de-presos-politicos-de-su-pais Lilian Obando Fensuagro liberada por ilegalidad de la supercomputadora de Raúl Reyes.

http://www.aporrea.org/tiburon/a139438.html Artículo Raúl Crespo sobre Wiky Leaks infiltrada por la CIA.

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=BFv4HG8ALeA El ojo afuera de Luís Carlos Trujillo y represión en Represa del Quimbo. Febrero 14 y 15 de 2012-Arzobispo Jaime Tobar.

http://www.caracol.com.co/noticias/internacional/salud-de-hugo-chavez-se-deteriora-progresivamente-dice-periodista-brasileno/20120220/nota/1629057.aspx Caracol sobre salud de Chávez Médico Brasileño/Nelson Bocaranda.