Observadores y prensa extranjera prosiguen visitas en Siria
Por: Martin Hacthoun

Damasco, 16 ene (PL) Los observadores árabes, que concluyen su misión el próximo jueves 19, así como representantes de medios extranjeros que siguen llegando a Siria, prosiguen hoy las visitas a localidades del país a petición de ellos mismos.

Un equipo de la misión que dirige el general sudanés Mohammad al-Dabi visita el vecindario de Bab Hood y la comunidad de al-Mazraa en la ciudad de Homs, así como el poblado de Tadmur, en la zona rural de esa provincia homónima en el centro del país, informaron las autoridades.

Los responsables sobre el terreno del grupo de monitores en Homs desmintieron reportes de canales árabes dedicados a azuzar la campaña mediática contra Siria, que el domingo hayan sido blanco de un ataque armado en el barrio de Bad Hood en la ciudad de Homs.

Tras informar a la Liga Árabe, esta emitió una declaración de desmentido en la que explica que los observadores no llegaron a visitar Bab Hood donde explotó un carro-bomba que incendió comercios y otros vehículos aunque sin ocasionar víctimas humanas.

La aclaración precisa que se les imposibilitó a los observadores llegar a esa barriada debido a la multitud indignada que allí se concentró para protestar contra la violencia terrorista. Agrega que trataron de observar el lugar del atentado pero desistieron al escuchar esporádicos tiroteos.

Varios grupos de veedores, sin embargo, se trasladaron a Hama para visitar el Hospital Provincial, así como pequeñas localidades de Masyaf, y las áreas de Salkhad y la población de al-Karia, en Sweida, donde intercambian con los lugareños y autoridades locales.

Otro equipo recorrió la ciudad de Banyans en Tartous, en el sur, y el poblado de al-Bukamal en Deir Ezzor, en el norte, mientras otro sostuvo un encuentro en el Departamento General de Ferrocarriles de Aleppo donde su director George Mukabari les informó sobre los daños causados a instalaciones, trenes y líneas férreas por los grupos armados terroristas.

En la norteña ciudad de Raqqa los inspectores pudieron presenciar una multitudinaria manifestación de apoyo al gobierno del presidente Bashar al-Assad y de respaldo a la unidad nacional, reportó la agencia de noticias Cham Press.

Por otro lado, el ministro de Información Adnan Mahmoud reiteró que su dependencia ha emitido licencias de trabajo para periodistas de 147 medios extranjeros, entre estos de canales televisivos, estaciones radiales y agencias de noticias, que han arribado al país desde principios de diciembre para darle cobertura a los actuales acontecimientos.

Señaló que actualmente laboran en Siria de forma permanente corresponsales de unas 90 instituciones de prensa.

El Ministerio de Información les facilita permisos de 10 días que pueden ser extendidos a solicitud, y les organiza visitas de terreno y recorridos por provincias sirias.

A Prensa Latina le consta que estos recorridos para los periodistas extranjeros a quienes le ofrecen servicio de guía, traducción y transporte gratuito, se realizan a petición de los propios reporteros que solicitan por orden de interés visitar las provincias de Homs, Idleb y Daraa.

Los periodistas foráneos no están en la obligación de aceptar el apoyo logístico que le brinda el Ministerio de Información, y pueden viajar por su libre albedrío a los sitios de su interés, pero siempre corren un alto riesgo y peligro en ciertas localidades en particular en las provincias mencionadas.

El miercoles una delegación de la prensa extranjera que recorría la barriada de Ekrima, en la ciudad de Homs, fue blanco de un ataque terrorista por un grupo armado con granadas propulsadas que mataron a un reportero francés, a otras ocho personas e hirió a 25 más, entre estos un periodista belga que se encuentra en estado grave.

El ministro Mahmoud dijo que la prensa extranjera ha visitado sitios en Homs, Daraa, Hama, Idleb, Damasco Campo y Aleppo, y añadió que medios foráneos acompañan a los observadores árabes en todas las provincias.

El titular se quejó que desde la llegada de la misión observadora y un mayor número de periodistas al país, se ha elevado el nivel de instigación y distorsión de la realidad en un intento por tergiversar los hechos e influir en la opinión pública internacional de forma negativa contra Siria.

Mahmoud advirtió también que los ataques terroristas por los grupos armados contra la población civil han aumentado, y denunció que algunos medios están reportando los hechos con un enfoque parcializado y desde un punto de vista que sirve a las agendas políticas contra Siria.

En este sentido, llamó a los medios que trabajan en el país a ser objetivos y veraces en sus informaciones.

lac/mh