Comisión para el Desarme elaboró en 2011 medidas especiales con participación popular.

Caracas, 06 Ene. AVN.- La Comisión Presidencial para el Desarme realizó durante el 2011 la Consulta Nacional para la Convivencia Sin Armas, en la cual participaron 4 mil 500 personas en todo el país, y elaboró un pliego de medidas especiales para la implementación de políticas públicas destinadas a erradicar las armas y la violencia que generan en la sociedad, las cuales fueron aprobadas por el presidente de la República, Hugo Chávez, en diciembre.

La información la destacó este viernes Pablo Fernández, secretario de la Comisión Presidencial para el Desarme, en entrevista en el programa Toda Venezuela, que transmite Venezolana de Televisión, en el cual ofreció un balance del año pasado y presentó los planes de la Comisión para el año que comienza.

Fernández informó que los resultados preliminares de esa consulta arrojaron 82% de aprobación de las medidas de la Comisión, por parte de las personas que participaron en las reuniones y talleres que se efectuaron en varios estados del país.

«Hay un amplísimo consenso en lo que tiene que ver ver con el control de la presencia de armas en las calles, que afecta particularmente a los sectores populares y a la juventud, y por eso nuestras políticas van orientadas a esa población», precisó.

Destacó que en Venezuela la regulación y control de las armas es potestad del Estado, «el porte de armas no es un derecho sino una concesión excepcional, casi un privilegio que el Estado le da a los particulares para realizar actividades especiales».

Informó que este mes aparecerán en Gaceta Oficial las medidas especiales para el control de todas las armas y municiones que circulan en el país, que comenzarán con el registro y actualización del porte y tenencia de armas de fuego y que tendrá un tiempo de duración de tres meses.

Este registro estará dirigido a todas las personas que poseen armas adquiridas legalmente pero que, por diversas razones, no cuentan con los permisos reglamentarios.

Sostuvo además que, luego de culminado el registro, comenzará la veda de un año en la compra de armas y municiones en el territorio nacional, a fin de llevar un control más estricto de las armas legales existentes en el país y además analizar cómo se desvía el armamento de los mercados legales hacia el sector ilegal.

Indicó que la Comisión de Desarme cuenta con especialistas que realizan investigaciones inéditas en el país en tres temas fundamentales: control y tráfico de armas, lógica del uso de las armas (por qué y para qué se adquieren) y la caracterización de violencia por armas de fuego (estudios que determinan el costo para el estado de los lesionados y fallecidos a causa del uso de éstas).

Fernández indicó que como parte del cumplimiento de las medidas establecidas por la Comisión, para desarmar a la población y controlar el mercado de municiones se procederá durante el año 2012 al marcaje de estas últimas, con tecnología brasilera.

«Nos parece que la (tecnología) de Brasil es la más apropiada y se adquirirá a través de convenios bilaterales con esa nación», señaló.

Añadió que la campaña de concientización aplicada en 2011, Anótate a la Paz, seguirá en el 2012 con otras estrategias comunicacionales «para entender que la violencia no es un problema de atención de un gobierno, sino un problema social. El primer mensaje llama a entender que es un problema de todos y que la solución también necesita de todos».

La Comisión Presidencial para el Desarme fue creada en mayo de 2011 y, luego de un proceso de consulta nacional y el trabajo de especialistas, elaboró un pliego de medidas en diciembre, que contemplan, entre otras, el registro de armas legales, la prohibición de compra y venta de armas y municiones durante un año (luego del registro), la prohibición de portar armas de fuego y municiones en sitios cerrados destinados a eventos deportivos, artísticos y culturales, so pena de incautación y suspensión del porte, y la implementación del sistema de marcaje de municiones y armamento.

AVN