Senado italiano vota confianza de impopulares ajustes
Por: Pablo Osoria Ramírez

Roma, 22 dic (PL) El Senado italiano someterá hoy al voto definitivo el plan de austeridad impulsado por el Gobierno del primer ministro Mario Monti, valorado en 33 mil millones de euros y con impopulares medidas.

Pese al amplio rechazo de los trabajadores, el paquete restrictivo recibió el visto bueno de la Cámara de Diputados la pasada semana, y se espera suceda lo mismo con los senadores, de lo contrario, el Ejecutivo colapsaría.

De acuerdo con voceros del gobierno, previo a la votación, Monti comparecerá ante el pleno del Senado para defender el contenido de los controvertidos ajustes, calificados por los sindicatos de incomprensibles y desiguales.

Entre las medidas más impugnadas sobresale un retraso de la edad de jubilación (a 62 y 66 años en 2012 para mujeres y hombres), así como la reintroducción del impuesto de bienes inmuebles sobre la primera vivienda.

El gabinete también quiere aumentar el impuesto al valor agregado a partir de septiembre del próximo año del 21 al 23 por ciento.

Los sindicatos alertan que los trabajadores y las clases de menor ingreso económico son quienes más sufrirán el impacto de esas drásticas disposiciones.

Esas agrupaciones aceptan la necesidad de más austeridad, pero manifiestan que el plan es injusto al buscar recaudaciones de dinero a costa de los sectores vulnerables, en lugar de aumentar las contribuciones a los ricos, muchas de las cuales siguen intactas.

Italia, a diferencia de Grecia, Irlanda o Portugal, constituye la tercera mayor economía de la zona euro, pero posee una deuda superior al 120 por ciento de su Producto Interno Bruto, demasiado alta como para que Europa y el Fondo Monetario Internacionl intenten un rescate financiero.

Tal situación genera incertidumbres en los mercados, los cuales reclaman la aplicación de medidas de austeridad dirigidas a contener el gasto público y a despertar una economía que hace una década oscila entre el estancamiento y la recesión.

ocs/por