¿Y LA RÉPLICA EN CERA DE LA IMAGEN DE SIMÓN BOLÍVAR?
Por: Gaspar Velásquez Morillo

Estamos a escasas horas del momento más luctuoso y de obligada reflexión para los pueblos del continente latinoamericano, que es el 17 de diciembre de 1.830, fecha de la partida física del más grande hombre que hayan parido estas tierras, nos referimos a Simón Bolívar.

En varias entregas por distintos medios hemos expresado el multi-significado que implica contar entre nosotros con una réplica en cera de la imagen de Simón Bolívar.

Los resultados preliminares del censo nacional arroja que el grueso de la población venezolana está conformada por jóvenes que serán quienes en el pronto devenir asumirán la conducción de un país –Venezuela- que se está diseñando experimentalmente dentro de la perspectiva del Socialismo Bolivariano.

Las generaciones que les antecedieron a la presente crecimos en una orfandad histórica porque hasta eliminaron la historia nacional de los planteles educativos y hasta en los liceos, y en universidades no se puede decir algo distinto.

El liderazgo del Comandante Chávez trajo a colación la inspiración para todo este proceso insurgente que vivimos en la Venezuela de finales del siglo XX y principio del XXI, que está nutrido de la Doctrina Bolivariana, a saber la síntesis de la misma: El sistema de gobierno más perfecto, es aquel que produce la mayor suma de felicidad posible, la mayor suma de seguridad social, y la mayor suma de estabilidad política. (Discurso de Angostura el 15 de febrero de 1819); que consustanciado el desarrollo dialéctico de la estructura de maduración intelectual del Libertador este añade: No puede haber República donde el pueblo no este seguro del ejercicio de su soberanía. (Discurso en el Cuartel de Cúcuta, 3 de octubre de 1821). Que interpretado de otra manera: Donde el pueblo no ejerce poder, no hay República.

Hasta el momento no hay ningún concepto de Democracia que supere a lo expresado por Simón Bolívar, salvo Mao Tse Tung que le agregó el término popular: Democracia Popular.

Bajo es perspectiva universal de la Doctrina Bolivariana, no es justo que no se haya tenido la previsión de contar entre nosotros con réplica de la imagen de Bolívar cuando hay bastante desarrollo científico al respecto.

Pero hay que nutrir a la presente generación y a las sucesivas de la nueva partitura histórica y ahora se justifica aún más dentro del marco de la CELAC.

gaspar_velasquez@yahoo.es