EE.UU. pidió al Consejo de Seguridad de la ONU intervenir en Siria
TeleSUR

El Gobierno de Estados Unidos (EE.UU.) solicitó al Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ejercer acciones sobre Siria, luego de conocerse el informe elaborado por la comisión de derechos humanos del organismo que apunta a más de cinco mil muertes, en un conflicto sostenido desde hace varios meses.

La portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Victoria Nuland, afirmó que «ayer mismo contabilizamos 18 muertos más, 13 de ellos murieron en Homs. Y si ustedes han tenido la oportunidad de revisar el informe de la Alta Comisaria para los Derechos Humanos de la ONU: cinco mil civiles inocentes han muerto en Siria. Es absolutamente escalofriante».

No obstante, investigaciones independientes ponen en tela de juicio estos datos, argumentando que muchas de las víctimas reportadas por organizaciones civiles a la ONU son ficticias.

Según la alta comisaria para los Derechos Humanos de la ONU, Navy Pillay, son más de cinco mil los muertos por la «represión en Siria», entre ellos más de 300 menores, desde el inicio de la revuelta contra el presidente Bashar Al Assad desde el pasado mes de marzo.

Nuland sostuvo que «creemos que la violencia que el régimen de Al Assad está perpetrando contra su propio pueblo es inmoral. Y, francamente, creo que es hora de que el Consejo de Seguridad de la ONU se pronuncie».

En tal sentido, consideró «inadmisible el silencio del Consejo de Seguridad» frente a la violencia del régimen sirio.

«Estamos haciendo de nuevo un llamamiento a nuestros socios en el Consejo de Seguridad para que tomen medidas y trabajen por los inocentes en Siria que están sufriendo en las manos del régimen, incluida Rusia», añadió.

La portavoz del Departamento de Estado explicó que bajo la visión del Gobierno estadounidense «militarizar aún más la situación en Siria no interesaría a nadie y podría poner aún más en peligro al país».

No obstante, a pesar de las acusaciones de las potencias de occidente, Al Assad sostiene que su Gobierno no ha sido represor y ha denunciado que fuerzas extranjeras han intentado desestabilizar al país.

Recientemente se registró un ataque a un oleoducto petrolero en Homs, que afectó la actividad económica en ese país.

Por su parte, Rusia rechazó cualquier medida que se pueda adoptar en contra de Siria.

El ministro ruso del Exterior, Serguei Lavrov, confirmó hoy el rechazo a la aplicación de sanciones contra Siria, al considerar tal escenario como contraproducente y llamó a dirigir la determinación occidental a una solución pacífica.

teleSUR-EFE-PL-ABC/ag-MM