La nieve empieza a complicar seriamente las labores de rescate en Turquía
TeleSUR

La nieve empieza a complicar las labores de rescate en la zona más afectada por el terremoto que sacudió el domingo el oriente de Turquía, que dejó a más de 550 muertos y 2 mil 300 heridos, de acuerdo con el último balance oficial publicado por la Dirección de Situaciones de Emergencia de esa nación.

La situación empieza a mermar las esperanzas de encontrar sobrevivientes bajo los escombros y además afecta a los cientos de personas que han quedado damnificadas y esperan por alguna carpa o un lugar en un refugio.

Mucha gente tiene que pasar la noche en tiendas abarrotadas o, directamente, a la intemperie, alrededor de algunas hogueras encendidas para combatir las bajas temperaturas.

Los servicios meteorológicos estatales prevén que hasta el próximo lunes las temperaturas en la zona oscilen entre los -3ºC y los 9ºC, con constantes precipitaciones de nieve y lluvia.

«Yo soy vieja y no me preocupa morir. Pero, ¿qué pasará con todos estos niños?. No hemos muerto por el terremoto, pero moriremos a causa del frío», se lamentó Nihayet Araz, una mujer de 55 años que quedó sin vivienda y solicitó más tiendas de campaña.

Pese a esto, luego de casi 100 horas después de la sacudida , un joven de 18 años fue rescatado el jueves por la noche de debajo de los escombros del edificio donde vivía en Ercis (este) y fue trasladado a un hospital, aunque aparentemente en buen estado de salud, según la agencia Anatolia.

Unas horas antes, en esta misma ciudad de 75 mil habitantes, la más afectada por el temblor, otro estudiante, Muhammet, de 19 años, ya había sido rescatado con vida bajo los escombros de un edificio de cuatro plantas.

Hasta ahora, 187 personas han sido rescatadas con vida de los escombros de los edificios destruidos por el terremoto.

Sin embargo, a punto de cumplirse una semana del temblor, las excavadoras comenzaron ya a retirar escombros, poniendo así fin a toda esperanza de encontrar allí más supervivientes. En Ercis, un centenar de rescatadores regresaron también a sus ciudades de origen.

El Gobierno aceptó esta semana la ayuda internacional que le han ofrecido para enfrentar las consecuencias dejadas por el fenómeno.

Israel propuso asistencia a Turquía a pesar de las tensiones entre ambos países, Armenia, anunció que un avión con tiendas y mantas partirá este jueves por la noche hacia su país vecino.

Arabia Saudita anunció también una ayuda de 50 millones de dólares.

Irlanda anunció por su lado el próximo envío de 600 grandes carpas y 3.000 mantas a Turquía, según Anatolia.

La Media Luna Roja turca ha distribuido 13 mil tiendas y está preparando refugios para 40 mil personas, aunque aún no hay estimación del número de personas que se han quedado sin vivienda.

En el año de 1999, se registraron en varias regiones industrializadas del noroeste de Turquía dos violentos sismos que causaron alrededor de 20 mil muertos.

En 1976, un terremoto dejó sin vida a más de tres mil 800 personas en la provincia de Van.

teleSUR-Afp-Efe / PR