Correa invita a la CIDH a visitar Ecuador para que revise si hay atentados contra libertad de expresión
TeleSUR

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, autorizó este jueves a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que visite su país y supervise las condiciones laborales del gremio periodístico.
El mandatario señaló que el organismo también puede hacer recomendaciones en cuanto al tema, pero advirtió que sólo “sugerencias razonables”

Durante una entrevista televisiva ofrecida en la ciudad de Riobamba (centro), Correa sostuvo que ciertos grupos económicos, dedicados al periodismo, pretenden estar por encima de las leyes y “eso es lo que se quiere hacer pasar como atentado a la libertad de expresión”.

En este sentido, mencionó que en el país se registran unos 12 mil procesos judiciales por injurias, pero criticó que “a nadie se le ocurrió decir que había atentado a la libertad de expresión hasta que se enjuició por injurias a los poderosos”.

“Que venga la señora Catalina Botero (Relatora Especial para la libertad de expresión), que venga la CIDH en pleno, siempre serán bienvenidos a este país, no tenemos absolutamente nada que ocultar (…) Bienvenida, que venga y vea si hay atentado a la libertad de expresión, censura y todas las barbaridades que dicen. Para venir no necesita invitación”, aseveró el gobernante.

Correa también dijo que sólo aceptará las recomendaciones de la CIDH “si son razonables», y que por supuesto, no estén basadas en las mentiras que quieren hacer creer los propietarios y socios de medios de comunicación.

«Si va a tomar una resolución la Comisión Interamericana en base de mentiras, por supuesto que no la aceptaremos (…) pero el Gobierno sí acatará los consejos que elabore esa entidad que sean razonables, sin atentar contra la soberanía del país, y en base a información veraz», recalcó.

Con respecto a la situación de los medios en su país, el Mandatario insistió en que actualmente la lucha es contra las empresas mediátiacas snacionales, cuya propiedad, según un estudio de la Universidad de las Américas, UDLA está concentrada en ocho familias.

Con esta frase, el Jefe de Estado enfatizó que la pelea no es “contra los medios regionales donde existe mucha más democratización”, sino con grupos ostentosos que quieren sembrar caos y desestabilización sembrando patrañas.

“Lo que hay es un monopolio de la comunicación. Estamos rompiendo con ese monopolio, y mientras sigamos esa lucha los medios monopólicos, los grandes capitales dedicados al negocio de la comunicación seguirán oponiéndose al gobierno (…) Les seguiré diciendo, cuantas veces sean necesarias, a ciertos medios que son corruptos, que son una mafia, que son faltos de profesionalismo”, añadió.

Estas declaraciones son dadas tras la visita hecha el pasado martes, por una delegación ecuatoriana a la sede de la CIDH para defenderse de la demanda presentada por periodistas de diarios privados que denunciaron “presión” por parte del Ejecutivo; así como «estigmatización» y ataques «sistemáticos».

La respuesta de la delegación gubernamental fue resaltar los logros de las autoridades en el campo comunicacional y recordar que, si bien es cierto que el pasado julio directivos del diario El Universo recibieron penas de prisión, fue porque anteriormente -y en reiteradas ocasiones- habían cometido el delito de injuria contra la figura del Presidente.

teleSUR- Andes- Afp- Efe- ElCiudadano/ lp -PR