Encuentran segunda fosa común en Trípoli cerca de donde se hospedaba prensa internacional
TeleSUR

Una segunda fosa común fue encontrada este miércoles en la capital de Libia, Trípoli, cerca del hotel Rixos, donde por más de seis meses estuvo hospedada la prensa internacional que viajó a ese país norteafricano para reportar las agresiones causadas por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y grupos insurgentes.
En el hoyo se encontraron seis cadáveres que aún no han sido identificados.

La información fue confirmada por el enviado especial de teleSUR a Trípoli, Diego Marín, que en su reporte explicó que el hallazgo se produce a menos de un mes de haber encontrado otro sepulcro de este tipo.

El periodista también dijo que el país sigue siendo escenario de constantes enfrentamientos entre los soldados del autoproclamado Consejo Nacional de Transición (CNT) y fuerzas leales al líder libio Muammar Al Gaddafi, que se oponen a que el país sea gobernado en su totalidad por insurgentes.

“Los sublevados recorren Sirte (norte) con tanques de guerra (…) las fuerzas antigubernamentales aseguran haber tomado el puerto de esta ciudad, mientras los civiles afectados por los combates sostienen que los opositores sólo han avanzado pocos kilómetros debido a la fuerte resistencia”, indicó el periodista.

En medio de estas versiones contradictorias, jefes del CNT aseveran que Muammar Al Gaddafi dejó la nación ante las agresiones imperialistas.

“Yo estoy personalmente convencido que el coronel Muammar Al Gaddafi se encuentra fuera de Libia, porque él no tiene coraje para quedarse aquí. Ni él, ni sus hijos, quizás alguno de sus hijos esté atrapado, cercado, y no pueda irse, pero Gaddafi, yo estoy personalmente convencido, que se fue del país, incluso antes que su familia lo hiciera”, sostuvo uno de los comandantes del CNT, Ismael Al-Salabi.

Desorden invasivo

Con respecto a las ciudades como Sirte, que los insurgentes están tratando de tomar desde hace meses por considerarse leal a Gaddafi, Marín también reportó que en los últimos días se ha demostrado la desorganización interna del CNT en medio de sus ataques contra la zona.

Para argumentar, el periodista señaló que mientras en el oeste los soldados del CNT instaban a un cese al fuego para dialogar, en el este persistían las agresiones.

En tanto, en Beni Walid, se informó que un misil acabó con la vida de uno de los más importantes dirigentes del CNT, lo que “ha obligado al bloque insurgente a replantear su estrategia de invasión terrestre en Libia”, indicó el enviado especial.

Este martes, Marín había dicho que el CNT está presentando divisiones internas a causa de la entrada de dinero extranjero que ha generado conflictos y diferencias entre los miembros del grupo.

En los últimos días, los líderes del CNT, aliados con la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), atacaron la ciudad de Sirte luego de continuar con sus acciones de avance para tratar de tomar las regiones donde permanece la resistencia por leales a Gaddafi.

Ante esto, la población libia afectada denunció que el organismo rebelde y las fuerzas occidentales son los responsables del sufrimiento en la población donde no hay medicinas y los hospitales han sido bombardeados.

En Libia, miles de habitantes tienen que vivir con limitaciones en el suministro de alimentos, agua potable y combustible, además de estar expuestos a los bombardeos de los occidentales.

La OTAN se atribuyó este lunes los actos de agresión contra varios blancos en las ciudades del norte de Libia y testigos evidenciaron columnas de humo que emanaban de distintos puntos luego de escucharse fuertes explosiones.

El fin de semana, la Alianza arremetió contra suelo libio con 367 misiones aéreas y 132 ataques sobre Sirte, de acuerdo a declaraciones de la misma organización.

teleSUR/ lp -MM