Agencia federal de EE.UU. anuncia arresto masivo de extranjeros
Por: Jorge V. Jaime

Washington, 28 sep (PL) La estadounidense Agencia de Aduanas e Inmigración (AAI) anunció hoy la captura de dos mil 903 sujetos que llamó «criminales convictos extranjeros», y explicó que fue resultado de una operación policial denominada Cross Check.

Según el director de la AAI, John Morton, en la redada de siete días participaron mil 900 oficiales federales y el proceso de captura se implementó en coordinación con fuerzas locales del orden en 50 estados y cuatro territorios norteamericanos de ultramar.

El procedimiento formó parte de una estrategia nacional respaldada por la administración del presidente Barack Obama y dirigida a deportar elementos foráneos con antecedentes criminales y otros violadores de la ley nacional, apuntó Morton.

De acuerdo con el reporte institucional, entre los dos mil 903 arrestados hay unos mil 600 asesinos, secuestradores, asaltantes con armas de fuego, y narcotraficantes, 42 miembros de bandas delictivas o pandilleros, y 152 pederastas.

Morton precisó que al menos 146 de los detenidos serán presentados ante tribunales federales por reincidir en la entrada ilegal a Estados Unidos, luego de haber sido deportados en ocasiones anteriores. La sanción puede ser 20 años de cárcel.

De los individuos bajo custodia policial el informe menciona a Virgilio López, de República Dominicana, Patrick Revelus (Haití), Ike Romanus (Nigeria), José Gallardo

(México), Ian Kirt Kuar (Trinidad y Tobago), Roberto Hackett (Panamá) y Euford Brown, de Jamaica.

La AAI ya condujo en diciembre de 2009 una operación Cross Check (chequeo cruzado) que concluyó con la detención de cuatro mil 506 indocumentados extranjeros, presuntos delincuentes.

El Gobierno de Estados Unidos reactivó en julio último un programa antiinmigrante que incluye deportaciones express por medio de vuelos directos hasta la capital de México, reportó el diario The Arizona Republic.

A un costo de 11 millones de dólares, el sistema está diseñado para que los ilegales capturados en frontera sean inmediatamente subidos a aviones en un pequeño aeropuerto de Tucson.

Autoridades norteamericanas señalan que este programa corta el ciclo de la inmigración ilegal, evita las muertes de emigrantes y que los individuos vuelvan a intentar otra entrada en el corto plazo.

El programa había sido ideado hace ocho años, estuvo inactivo por razones logísticas. Funciona principalmente en localidades de Arizona, y de acuerdo con testigos no importa si el detenido es guatemalteco, hondureño o de Islas Seychelles, igual es despachado hacia México D.F.

Unos 12 millones de inmigrantes sin papeles viven actualmente en Estados Unidos, el ritmo en el cruce de frontera ha llegado hasta nueve mil personas por semana, y el presidente Obama prometió una reforma migratoria desde 2008.

Frente a la vacilación federal en este asunto, estados como Alabama, Georgia, y Carolina del Sur amenazan con oficializar medidas radicales que sancionan con duras sentencias la estancia de extranjeros indocumentados en Estados Unidos.

ocs/jvj