Lluvias ligadas a depresión tropical Nanmadol obliga a cancelar vuelos en el este de China

TeleSUR
Fuertes vientos y copiosas lluvias han obligado a cancelar vuelos en la provincia china de Fujian (este), actividad meteorológica que está asociada a la aproximación de la depresión tropical Nanmadol a esa zona del país asiático.

Nanmadol, que antes afectó Filipinas convertido en tifón de categoría 1 en la escala Saffir-Simpson, además llevó a las autoridades chinas a suspender la navegación y a evacuar a cientos de pescadores en la oriental provincia.

Durante la mañana de este martes, Nanmadol fue clasificado en China como depresión tropical con vientos máximos de 63 kilómetros por hora, pero previamente estaba considerado como tormenta tropical.

La ruta marítima entre Xiamen y Jinmen, que vincula la parte continental de China con Taiwan, fue cerrada temporalmente desde el pasado lunes por la tarde y se han cancelado seis vuelos en el aeropuerto de Jinjiang, una de las principales ciudades de Fujian.

Las autoridades de la ciudad de Quanzhou han organizado equipos de rescate compuestos por más de 41 mil personas para hacer frente a los posibles casos de emergencia.

Entretanto, en el poblado de Xiaquan de la provincia vecina de Zhejiang, 28 niños de preescolar y sus profesores quedaron encerrados, cuando el jardín infantil se inundó como consecuecia de las lluvias torrenciales que afectaron el área el pasado martes por la mañana.

Seis socorristas llevaron a cuestas a los niños y profesores a través del agua que les llegaba hasta la cintura hasta un lugar seguro, según fuentes de la brigada de bomberos del distrito.

Algunos de los habitantes de Xiaquan también pidieron ayuda al quedarse atrapados en los techos de sus casas. Los equipos de rescate los pusieron a salvo, y verificaron casa por casa que no quedara ninguna persona en las viviendas inundadas.

Se prevé que, aún como depresión tropical, Nanmadol ocasiones grandes mareas acompañadas por fuertes precipitaciones de entre 200 y 350 milímetros, que pudieran provocar inundaciones, según las previsiones de las autoridades chinas.

Muertes en Filipinas asciende a 26

Al menos 26 personas han muerto y otras seis continúan desaparecidas por las riadas y avalanchas de tierra que causó Nanmadol en su etapa como tofón en el norte de Filipinas, indicaron este miércoles fuentes oficiales.

Según el Centro Nacional de Prevención de Desastres del archipiélago asiático, la última víctima es un joven de 17 años aplastado por un desprendimiento de tierra, mientras que seis pescadores que habían desaparecido han sido rescatados.

La mayoría de las víctimas fallecieron ahogadas en las riadas, sepultadas bajo avalanchas de tierra o golpeadas por árboles y postes derribados por el vendaval.

Nanmadol, que se ha debilitado mientras se aleja de Filipinas, deja detrás 335 mil 326 personas afectadas, de las cuales tre mil 432 siguen dentro de centros de evacuación habilitados por las autoridades.

El informe cifra en 27,5 millones de dólares el costo de los destrozos de propiedades privadas e infraestructuras y en 26,2 millones de dólares el de los daños al sector agrícola.

teleSUR-Xinhua-Efe/MFD