Diputados españoles aprueban toma en consideración de propuesta de reforma constitucional

TeleSUR
El Congreso de los diputados de España aprobó este martes la toma en consideración de la propuesta de reforma a la Constitución para limitar el déficit, pese a la oposición de algunos grupos políticos en ese cuerpo legislativo que advierten que el planteamiento para modificar la Carta Magna significa un recorte en el gasto social.

La corresponsal de teleSUR en España, Hilda Salas, reportó vía telefónica que la toma en consideración de la propuesta de reforma constitucional fue aprobada con 318 votos a favor, 16 votos en contra y 2 abstenciones.

Salas precisó que el debate para incluir el principio de estabilidad presupuestaria marcó el inicio del trámite parlamentario para la discusión de la propuesta de reforma constitucional, que continuará con el lapso de 48 horas con el que cuentan los grupos políticos para presentar enmiendas, modificaciones u observaciones al texto.

Seguidamente, según la periodista, la propuesta de reforma será lleva nuevamente, para su aprobación, al Congreso de los diputados de España el próximo viernes.

Para este martes, desde diferentes colectivos y plataformas sociales se han convocado manifestaciones en los alrededores de la sede del Congreso de los diputados de España, en protesta a la aprobación de esta iniciativa con la que se prevé recortar el gasto en el país europeo, informó Salas.

De acuerdo con el reporte de la corresponsal, algunos sectores sociales han convocado para esta noche una concentración para la realización de una asamblea popular en la plaza Puerta del Sol, como parte de las acciones del movimientos de los indignados 15-M.

En el debate de la propuesta de reforma sobresalió la intervención del diputado por la Izquiera Unida española, Gaspar Llamazares, quien sostuvo que que la “reforma constitucional busca imponer la oculencia y el despilfarro privado” en la nación europea.

Además, el parlamentario de izquierda consideró que el proyecto para reformar la Constitución española “se trata de recortes sociales, se trata de privatizaciones y se trata de recesión económica”.

Asimismo, Llamazares consideró que es necesario disolver la cámara baja y “llamar a referendum ante esta reforma constitucional, que es una reforma dura”.

El gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y el conservador Partido Popular (PP) acordaron el pasado viernes incorporar a la Carta Magna un techo de gasto para las administraciones públicas.

El PSOE y el PP sellaron un pacto para anexar a la ley fundamental un principio genérico de estabilidad presupuestaria, el cual impide a las administraciones públicas incurrir en un déficit estructural que supere los márgenes exigidos por la Unión Europea.

Después del acuerdo entre José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, los respectivos partidos comenzaron a trabajar para la reforma de la Constitución.

Es la segunda enmienda desde que se aprobó la Constitución en 1978 que tendrá que ser votada por el Congreso y el Senado el próximo 10 de septiembre.

teleSUR/MFD