Naoto Kan anunció su renuncia al cargo de primer ministro japonés

TeleSUR

El primer ministro de Japón, Naoto Kan, anunció este viernes su renuncia a la presidencia del Partido Demócrata (PDJ) y abandona así sus funciones como jefe de Gobierno de la nación asiática, cargo que había asumido en junio del año pasado.

El anuncio sobre su decisión de dejar oficialmente el cargo el próximo lunes fue realizado Kan después de que el Parlamento japonés aprobara este viernes dos leyes promovidas por su gobierno para encauzar la reconstrucción de la zona afectada por el terremoto y posterior tsunami del pasado 11 de marzo.

Kan había puesto como condición para dimitir la aprobación de una ley para activar el segundo presupuesto extraordinario para la reconstrucción del país tras los devastadores fenómenos naturales del pasado mes de marzo, la cual ya fue ratificada en julio del presente año.

“Dimito hoy (viernes) de mi cargo de presidente” del partido, declaró Kan a responsables del PDJ, según la agencia japonesa Jiji.

La elección del sucesor de Naoto será organizada el lunes por el PDJ y el ganador será elegido primer ministro el martes por el Parlamento japonés.

“Una vez que sea elegido el nuevo presidente (del PDJ), abandonaré el cargo de primer ministro”, añadió Kan en referencia a los comicios para elegir al nuevo líder del partido.

El Partido Demócrata de Japón ostenta la mayoría en el Parlamento (Dieta), de modo que su líder se convertirá previsiblemente en el nuevo primer ministro de la nación asiática.

Se prevé que la campaña para la elección de un nuevo presidente del partido arranque este sábado y se espera que los candidatos que se presenten celebren un debate el domingo 28.

En Japón, el presidente del partido mayoritario en la Cámara de Diputados tiene seguro su nombramiento como jefe del gobierno, incluso cuando la oposición es mayoritaria en el Senado, como es el caso actualmente.

Kan, de 64 años de edad y que fue elegido en junio de 2010, debió renunciar finalmente tras haber sido blanco durante meses de críticas de la oposición, pero también dentro de su propio partido, por su gestión, considerada pésima, de la catástrofe del 11 de marzo.

Asumió el cargo el 8 de junio de 2010, tras la dimisión de Yukio Hatoyama, cuya renuncia se debió a la incumplida promesa de poner fin a la presencia de militares de Estados Unidos en la base de Okinawa, ubicada al sur del país.

teleSUR-Jiji-Afp-Efe/MFD