Ataque a casino en el norte de México deja más de 50 muertos

TeleSUR
Más de 50 personas murieron este jueves en un ataque con granada y un posterior incendio provocado dentro de un casino en la ciudad mexicana de Monterrey (norte). El atentado dejó además una docena de heridos y las autoridades atribuyen el hecho al crimen organizado.

El presidente Felipe Calderón condenó el hecho a través de Twitter.

La información fue confirmada por la corresponsal de teleSUR en México, Aissa García, que a través de la red social Twitter, y precisó que “el Gobierno acredita el suceso a bandas criminales”.

“El presidente de México Felipe Calderón escribió: ‘Estos repudiables actos nos obligan a todos a perseverar en la lucha contra esas bandas de criminales’”, publicó García en su cuenta @aissateleSUR.

La corresponsal también dijo que este ataque “es considerado el peor suceso de violencia desde 2006”.

El gobernador del estado de Nuevo León (cuya capital es Monterrey), Rodrigo Medina, dijo que los atacantes rociaron con un «líquido inflamable», al parecer gasolina, lo que provocó un incendio.

Previo a la información de la periodista, el alcalde la ciudad Fernando Larrazabal, había dicho en una rueda de prensa que el incendio fue provocado por una granada arrojada intencionalmente en el recinto.

Larrazabal -que cuando se pronunció contaban con cifras de 20 muertos confirmados- también dijo que se teme que el número de víctimas aumente ya que las labores de rescate continúan en las instalaciones del casino.

«La información que tengo es que llevan más de 20 personas muertas”, explicó la autoridad.

El número de víctimas fue creciendo conforme fue avanzando la tarde y de los iniciales dos fallecidos, la cifra subió a 53, pero podría incrementarse. Varias personas están en búsqueda de información sobre sus familiares.

Según testigos presenciales, el múltiple homicidio se produjo cuando un hombre entró al casino y arrojó al menos una granada que provocó un incendio.

No obstante, una mujer que sobrevivió al ataque y que dio su testimonio al canal local Milenio Televisión dijo que un comando ingresó al casino Royal Sanjerónimo, roció gasolina y le prendió fuego.

Se han transmitido imágenes en las que se observan grandes nubes de humo que salen del casino por los boquetes que abrieron los bomberos en las paredes para rescatar a los agraviados.

Pese a que ninguna versión ha dado por oficial el nombre de un sospechoso, varios medios impresos señalaron que el caso podría estar relacionado con otros incendios en casinos, que incluso en el mismo estado de Nuevo León, han sido atacados porque sus dueños se han negado a pagar extorsiones a bandas de narcotraficantes.

Paralelo a este incendio, también se informó sobre otro ataque a un casino en la vecina ciudad de Saltillo, en el estado de Coahuila, donde según la Secretaría de Seguridad Pública federal se libra una disputa entre carteles de delincuencia organizada para controlar una ruta de tráfico de drogas.

El estado de Nuevo León es uno de los escenarios más afectados por las pugnas entre narcotraficantes, que junto con los operativos de las fuerzas de seguridad han dejado un saldo de más de 41 mil muertos desde diciembre de 2006, cuando el gobierno de Felipe Calderón puso en marcha una estrategia para combatirlos con la participación del Ejército.

teleSUR- Afp- La Jornada/ lp-PR-MFD