Una gota de amor llega también a 12 centros educativos de Miranda
Caracas, 22 Ago. AVN .- El programa de mantenimiento preventivo Una gota de amor para mi escuela atenderá 12 instituciones educativas del estado Miranda, incluidas en los 320 colegios del país que serán beneficiados por este plan, informó este domingo el ministro del Poder Popular para el Deporte, Héctor Rodríguez.

En las jornadas voluntarias de rehabilitación de los centros educativos participarán de manera activa funcionarios de diversas instituciones del Estado, así como las comunidades organizadas, docentes, padres y representantes.

«La idea es recuperar con mantenimiento preventivo, y progresivamente ir generando sentido de pertenencia en las comunidades», manifestó el ministro, durante el inicio de las labores de recuperación en el Grupo Escolar Nacional Elisa Risquel Domínguez, ubicado en el sector Maca, de la parroquia Petare, en el municipio Sucre.

Detalló que en esta institución, donde se entregaron además dos combos deportivos, se pintarán paredes, así como se repararán las canchas deportivas, rehabilitarán el parque infantil y se embellecerán las jardinerías con la siembra de plantas ornamentales.

Los trabajos en este centro beneficiarán en el año escolar 2011-2012 a 860 alumnos de educación inicial y primaria.

«A través de esta acción, llena de amor y de cariño, podemos hacer que los centros de estudio de nuestras hijas y nuestros hijos tengan mayor calidad y se mantengan en el tiempo», manifestó Rodríguez.

Por su parte, la directora de la Zona Educativa de Miranda, Azucena Jaspe, destacó que a los trabajos que se realizan en el Grupo Escolar Nacional Elisa Risquel Domínguez se incorporaron unas 500 personas, «lo que demuestra el sentido de pertenencia y el nivel organizativo que tiene la comunidad».

De acuerdo con Jaspe, una vez culminados los trabajos del programa Una gota de amor para mi escuela, se le entregará a la comunidad educativa de cada institución los materiales para continuar con las jornadas de rehabilitación durante todo el año escolar.

La señora Roraima Martínez, una de las representantes que participarán en la jornada, dijo: «Este es el compromiso que asumimos en beneficio de nuestros niños. Somos parte de la comunidad educativa, somos parte de la institución, y como tal tenemos la responsabilidad de participar en todas las actividades que se realicen en el colegio».

Catherine Castro, hermana mayor de unos de los estudiantes de preescolar del Elisa Risquel Domínguez, señaló: «Me gusta ayudar en todas las jornadas que se realizan en y para la comunidad. El programa Una gota de amor para mi escuela me parece pertinente y necesario».

De las 12 escuelas que serán intervenidas en Miranda, los trabajos ya se han iniciado en tres unidades educativas, dos en el municipio Sucre y una en el municipio Plaza.