Obama afirma que Al Gaddafi debe irse de Libia porque su Gobierno llegó a su «fin»

TeleSUR
El presidente de Estados Unidos (EE.UU.), Barack Obama, afirmó este domingo que tras los intensos ataques de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) sobre Libia, el mandato del líder Muammar Al Gaddafi llegó a su “fin” y que por ende, éste debe irse del país.

El anuncio se da luego de que las autoridades libias confirmaran más de mil 300 muertes por las agresiones de la Alianza Atlántica en las últimas 12 horas.

En un comunicado de prensa emitido por la Casa Blanca (sede del Ejecutivo) y leído por el vocero de Gobierno, Phillip Crowley, el gobierno estadounidense reiteró que a juicio del presidente Barack Obama “el ‘régimen’ de ‘puño de hierro’ de Gaddafi alcanzó su ‘punto de quiebre’”.

En este sentido, también afirmó que tras la ola de violencia desatada, “el líder debe dejar el país ahora para evitar más derramamiento de sangre”.

«Esta noche el ímpetu contra el régimen de Gaddafi ha alcanzado un punto de quiebre. Trípoli se escapa del puño del tirano (…) El régimen de Gaddafi muestra señales de colapso. El pueblo de Libia demuestra que la búsqueda universal de la dignidad y la libertad es mucho más fuerte que el puño de hierro de un dictador», señaló el texto.

Según el texto, el presidente estadounidense, quien se encuentra de vacaciones desde el jueves pasado, también llamó a los rebeldes libios que el domingo se adentraron en Trípoli a “respetar” los derechos humanos; así como también a demostrar “liderazgo”, preservar las instituciones del Estado libio y conducirlo hacia la “democracia”.

Asimismo, recordó que Estados Unidos ha reconocido al Consejo Nacional de Transición (CNT), el máximo órgano de los opositores de Gaddafi, como la autoridad legítima en Libia e instó a evitar más heridos civiles.

Los bombardeos perpetrados por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en las últimas 12 horas sobre Libia, han dejado en el país norteafricano mil 300 muertos.

La misma cantidad que se contaban hasta el pasado 19 de agosto, cuando se cumplió un semestre de las agresiones que según la Organización de las Naciones Unidas (ONU) era para “proteger” a los civiles.

Aún después de dos mil 600 fallecidos, la Alianza Atlántica no hace un alto al fuego.

Los bombardeos de la OTAN abrieron camino a los opositores del Gobierno libio a la capital, Trípoli, éstos desde hace meses solicitaban por la fuerza la salida del líder libio Muammar Al Gaddafi.

teleSUR- Afp / lp -PR