La investigada Standard and Poor’s bajó la calificación de Venezuela
Por: Patria Grande / Agencias

El Departamento de Justicia de Estados Unidos inició una investigación sobre la agencia Standard & Poor’s para determinar si la calificadora de riesgo asignó notas indebidas a decenas de títulos garantizados por las hipotecas de los años precedentes a la crisis financiera, informó ayer The New York Times.

El diario citó fuentes cercanas al caso, subrayando que la investigación comenzó antes de que la firma rebajara la calificación de Estados Unidos de AAA a AA.

El diario agregó que los investigadores del Departamento de Justicia están interrogando a los analistas que querían asignar notas más bajas a los títulos garantizados por hipotecas, pero fueron obligados a retroceder por presiones de dirigentes de la empresa.

Por otro lado, la Comisión de Seguridad e Intercambio (SEC pos sus siglas en inglés) de Estados Unidos está investigando varias acusaciones de prácticas ilegales desde el interior de Standard & Poors (S&P).

Una semana después de bajar de categoría la solvencia crediticia de EE.UU., Standard & Poors enfrentó una inspección de la SEC sobre acusaciones de que empleados de S&P llevaron a cabo el uso ilícito de información privilegiada antes que la rebaja de categoría de la deuda estadounidense fue oficialmente anunciada.

El mismo día, el Senador Al Franken, demócrata para el estado de Minnesota, dio una entrevista a The Nacional Memo en la cual dijo que la mala conducta que ocurre dentro de las agencias de calificación sirvió como catalizador de la catástrofe que vino luego de la rebaja de la deuda estadounidense por parte de S&P.

La SEC está investigando si miembros de S&P tuvieron conocimiento previo de la rebaja antes que fuese publicada, permitiéndoles participar en transacciones financieras antes de lo que resultó ser una semana de extrañas fluctuaciones del mercado.

Esta semana, Standard and Poor’s rebajó nota de deuda de venezuela

La decisión se tomó a raíz de un “cambio en su metodología de medición del riesgo” que toma más en cuenta la situación política del país. “El recorte de la nota tiene lugar tras la implementación por parte de Standard & Poor’s de una metodología revisada para las calificaciones de deuda soberana”, explicó el analista crediticio de la agencia, Roberto Sifón Arévalo, en un comunicado.

“La metodología revisada recientemente asigna un mayor peso al “riesgo político”, que representa una debilidad crediticia para Venezuela”, agregó. Según Standard & Poor’s, la nueva calificación “B+” -que significa una escasa seguridad de reembolso de la deuda- responde a factores políticos en el país y su modesta situación fiscal.

“En nuestra opinión, las leyes cambiantes y arbitrarias, los controles de precios y cambiarios y medidas económicas impredecibles y distorsivas han minado la inversión privada y lastimado la débil productividad de la economía interna de Venezuela”, dice la agencia.

“Además, los recientes acontecimientos concernientes la salud del presidente Hugo Chavez podrían sumar incertidumbre política”, continúa.

El presidente venezolano anunció el miércoles pasado que su país repatriaría sus reservas en oro ubicadas en bancos extranjeros, mientras estudia el traslado de millones de dólares en reservas internacionales.

Chávez anunció además que preparaba una ley para reservar al Estado la actividad de exploración y explotación de oro. En ese sentido, Standard & Poor’s afirmó que los “recientes informaciones sobre la repatriación de las reservas de oro y de divisas extranjeras ‘agrega incertidumbre’ sobre los niveles actuales de esas reservas”. De todos modos, las grandes reservas de petróleo y gas de Venezuela, claves en el desempeño fiscal del país, “compensan en parte la incertidumbre política”, admitió Standard & Poor’s en su comunicado.

Las perspectivas económicas estables de Venezuela equilibran los riesgos asociados con el intervencionismo de las políticas gubernamentales y el impacto negativo de las mismas en la inversión y las expectativas de crecimiento, señala además la agencia. Standard & Poor’s espera que la actividad económica de
Venezuela se recupere en 2011 impulsada por el gasto público tras los problemas sufridos en 2010. “De todos modos, podríamos rebajar la nota si los precios del petróleo caen en forma significativa por un periodo extendido y si la situación política se deteriora aún más”, advirtió Sifón Arévalo. Considerada como la más influyente de las calificadoras, Standard & Poor’s desató el pánico en los mercados el pasado 5 de agosto al degradar por primera vez la nota del crédito de la mayor economía mundial, Estados Unidos, de “AAA” a “AA+”.

Fuente: http://aporrea.org/tiburon/n186992.html