Asamblea Nacional ecuatoriana pendiente de elegir vicepresidentes

Por: Rafael Calcines Armas
Quito, 8 ago (PL) Ecuador comienza la semana pendiente de que en los próximos días la Asamblea Nacional (AN) elija a sus vicepresidentes y a quienes encabezarán las diferentes comisiones de trabajo.

En una accidentada jornada y en medio del forcejeo de la oposición por copar los principales cargos del órgano legislativo, el 31 de julio fue reelecto presidente de la AN Fernando Cordero, de Alianza País (de gobierno).

También fueron elegidos los vocales del Consejo Administrativo de la Legislatura (CAL), Pedro de la Cruz (de la bancada de gobierno) y los opositores Marco Murillo, Fausto Cobo y Francisco Ulloa.

El CAL está conformado por el presidente, dos vicepresidentes y cuatro vocales, y tiene el poder de dar curso o archivar los proyectos de ley que llegan a la Asamblea, además de participar en la conformación de la agenda legislativa y en la administración.

Sin embargo, la elección de la primera y segunda vicepresidencias quedó en el aire porque tanto los candidatos presentados por la bancada de gobierno, Juan Carlos Cassinelli y Rocío Valarezo, como Betty Amores y Leandro Cadena, por la oposición, no obtuvieron los apoyos necesarios en ninguna de las varias votaciones realizadas.

Los últimos siete días se han caracterizado por un fuerte cabildeo de las bancadas de gobierno y de la oposición, cada cual por su lado, para alcanzar acuerdos entre la heterogénea composición de las Asamblea, con vistas a sumar los votos suficientes que permitan llevar a las vicepresidencias a sus respectivos candidatos.

Hasta el momento la bancada de gobierno ha anunciado que ratificará a sus candidatos de la elección del 31 de julio, mientras que en medios de la oposición se dice que mantendrán a la asambleísta Betty Amores, pero no a Leandro Cadena, y se barajan varios nombres en su reemplazo.

En tanto, en conferencia de prensa Fernando Cordero expresó que lo importante no es realizar las elecciones en determinada fecha, sino que se llegue a ese momento cuando exista la certeza de que los candidatos cuentan con el respaldo suficiente para ser elegidos a las plazas que faltan.

En ello incluyó a quienes encabezarán las comisiones de trabajo y exhortó a los asambleístas a presentar sus propuestas.