En 90 días analizarán estructuras de costos en alimentos, productos, bienes y servicios

Caracas, 29 Jul. AVN .- El Estado venezolano contará con 90 días para establecer mesas de trabajo con cada uno de los sectores, gremios, empresas y distribuidoras de alimentos, así como bienes y servicios, con el objetivo de estudiar sus estructuras de costos, manifestó el Ministro del Poder Popular para la Alimentación (Minpal), Carlos Osorio.

Resaltó que los encuentros iniciarán con aquellos rubros que son prioritarios para la población como alimentos, salud, prestadores de bienes y servicios, productos de higiene y limpieza.

“Contamos con 90 días para reunirnos con cada uno de los sectores y evaluar a profundidad su estructura de costos”, añadió Osorio.

Adelantó que luego del análisis de las estructuras de costos y de determinar una ganancia razonable para los sectores, se realizarán los ajustes pertinentes que, en el caso de los alimentos regulados, puede aumentar o disminuir su precio actual.

“El sector agroproductivo tiene el mal concepto de que todos los ajustes tienen que ser para arriba. Si hacemos una estructura de costos más efectiva; donde se reduzcan los intermediarios; donde se obtenga con eficiencia la materia prima y donde se establezcan márgenes de ganancias justas, estamos seguros de que no necesariamente tiene que haber un aumento, acotó el titular de la cartera de Alimentación.

Con relación a los productos como el salmón, caviar y otras delicateses, Osorio puntualizó que evaluarán cada uno de esos rubros que son importados con dólar protegido. Sostuvo que estos alimentos no están regulados y por ende, son vendidos a la población con precios exorbitantes.

“Vamos a establecer todas las medidas que sean necesarias para combatir la especulación galopante”, acotó Osorio.

Recalcó que la Ley de Costos y Precios Justos, publicada en la Gaceta Oficial Nº 39.715, busca proteger al pueblo, garantizar fácilmente el acceso a los alimentos, productos, bienes y servicios, además de eliminar irregularidades como la usura, especulación e intermediarios innecesarios que encarecen el precio final del artículo.

Trabajo articulado

El ministro del Poder Popular para la Agricultura y Tierras (MAT), Juan Carlos Loyo, manifestó que la Ley de Costos y Precios Justos, establece que los sectores, gremios, empresas y distribuidoras de alimentos, productos de primera necesidad, así como bienes y servicios, presenten sus estructuras de costos, para analizarlos de forma articulada, en mesas de trabajo y posteriormente establecer precios máximos y bandas de precios.

Ratificó que las mesas de trabajo se realizarán de forma transparente. “Aquí no es la conciliación de las élites dejando a un lado al pueblo, cada productor informará la estructura de costo y los especialistas evaluarán aquellas puntuaciones”.

Asimismo, explicó que la Ley no discrimina a las empresas privadas, sino que busca espacios para el debate de ideas e interacción con miras a elevar, en el caso de los alimentos, la producción de diversos rubros.

Las declaraciones de ambos ministros fueron ofrecidas tras concluir la actividad denominada, Cumbre Agroalimentaria, realizada este miércoles en la Sala Plenaria Manuel Pérez Guerrero del complejo Parque Central, donde se dio cita una mayoría importante de empresas, sectores y gremios vinculados con la producción y distribución de alimentos.

Satisfechos con el encuentro

Una vez culminado el encuentro, miembros del sector productivo y empresarial recibieron con satisfacción la invitación del Estado venezolano para trabajar en conjunto en la erradicación de la usura y la especulación en los productos de primera necesidad, así como establecer márgenes de ganancias razonables, tal y como lo establece la Ley de Costos y Precios Justos.

Pedro López, representante de la empresa de semillas de hortalizas Tanausú, ubicada en el estado Aragua, expresó que el encuentro sirvió para despejar todas las dudas con relación a la Ley de Costos y Precios Justos.

“Nosotros tenemos 42 años trabajando para garantizar insumos a los productores agrícolas y compartimos la misma propuesta del Gobierno de impulsar la economía, para asegurar la producción de alimentos y eliminar la cadena especulativa que encarece el precio de los productos de primera necesidad”, aseguró Pérez.

Entre tanto, Roger Figueroa, presidente de la Cámara Venezolana de Industrias Lácteas (Cavilac), manifestó que el acercamiento entre Estado y sector privado es un aliento para la producción y la transformación de leche y derivados. Asimismo, coincidió con Chávez en la necesidad de incrementar la producción nacional de alimentos con el fin de satisfacer la demanda y promover la exportación.

Respecto a la propuesta del Jefe de Estado de producir alimentos con planificación estratégica, Figueroa aseguró que se trata de una excelente iniciativa, debido a que la Cámara Venezolana de Industrias Lácteas (Cavilac), en el caso de la leche, buscar proteger la producción nacional y garantizar la colocación de este rubro.