Presidenta brasileña firma acuerdo para erradicar la pobreza en su país

TeleSUR
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, firmó este lunes un nuevo acuerdo que se incluye en el proyecto nacional de erradicar la miseria en su país, con lo cual reiteró su compromiso para garantizar el progreso social en la nación suramericana.

El convenio fue firmado con los nueve gobernadores de los estados del noreste del país y está incluido en el Plan Brasil sin Miseria, cuyo objetivo es suprimir la pobreza extrema que azota en esa zona de al menos 9,6 millones de habitantes.

En la firma, Rousseff aseguró que no descansará hasta que los pobladores de esa área salgan de tal situación, e instó a la articulación de los gobiernos regionales y las familias con el Gobierno federal para poner en práctica el plan.

La región noreste comprende los estados de Alagoas, Bahía, Ceará, Maranhão, Paraíba, Piauí, Pernambuco (incluyendo el Distrito Estatal de Fernando de Noronha), Río Grande del Norte y Sergipe.

“Tenemos un compromiso con el noreste (del país), que es la certeza de que si Brasil va a crecer, el noreste tiene que crecer”, subrayó la jefa de Estado brasileña.

En cuanto a cifras, el plan aprobado prevé la inversión de 756 millones de reales (488 millones de dólares) para construir 367 cisternas para distribuir agua potable, y otros 600 mil cisternas para agua usada en la producción de alimentos y cría de animales.

También incluye la contratación de 204 técnicos para brindar asesoría a 25 mil familias rurales, y un convenio con supermercados para garantizar la compra de toda la producción de estas familias que viven en la pobreza extrema.

Del mimo modo, Rousseff indicó que el Gobierno brasileño tiene previsto construir 638 unidades básicas de salud, 45 centros de especialidades odontológicas y ofrecer atención oftalmológica, “todo con una inversión de 450 millones de dólares”, indicó la gobernante.

Rousseff, que asumió el poder el 1 de enero de este año con la promesa de ponerle fin a la pobreza en Brasil, presentó el pasado junio el plan Brasil sin Miseria.

El proyecto tiene la meta de sacar de la pobreza a 16 millones de personas en cuatro años, a través de una estrategia en la que el Estado asumirá un papel activo y una relación distinta con los más excluidos y necesitados.

Para la jefa de Estado, este nuevo plan “renueva, amplía e integra” los programas sociales emprendidos por el ex gobernante, Luiz Inácio Lula da Silva, que durante su mandato sacó de la pobreza a 28 millones de personas.

teleSUR- Efe-Pl/lp-MFD