Obama advierte que falta de acuerdo sobre deuda podría causar serios daños a economía de EE.UU

TeleSUR

El presidente de Estados Unidos (EE.UU.), Barack Obama, adviritó durante un discurso emitido este lunes desde la Casa Blanca que sino no se llega a un acuerdo entre Republicanos y Demócratas antes del 1 de agosto para aumentar el techo de la deuda “nuestro país caerá en mora por primera vez en la historia”, lo que podría causar “serios daños” a la economía del país.

Durante su discurso, Obama realizó un llamado a los norteamericanos para que sean ellos quienes presionen al Senado para que tomen una decisión en los próximos días.

“Si seguimos en este camino, nuestra creciente deuda podría costarnos puestos de trabajo y causar serios daños a la economía”, reiteró Obama.

Destacó que no es nuevo para el Senado de EE.UU la aprobación del incremento del tope de la deuda, pues desde los años 60 “es rutina” para el Congreso. “El presidente Reagan (Ronald) lo hizo 18 veces, Bush (George) 7 veces y nosotros tenemos que hacerlo para el próximo 1 de agosto”, sentenció.

Tradicionalmente, el Congreso ha venido autorizando al Gobierno sin mayores problemas a aumentar su límite de endeudamiento, pero en esta ocasión los republicanos -mayoritarios en la Cámara baja- exigen un recorte paralelo del déficit de magnitud igual o mayor a la cantidad en que se vaya a aumentar la deuda.

“Están enfocados en que los ancianos paguen más por su seguro o los estudiantes por la educación. ¿Cómo podemos pedirle a un estudiante que pague más? ¿Cómo podemos conseguir fondos? No es correcto, no es justo”, reflexionó el Mandatario mientras soltó un “¡Ya basta!” al referirse a las conversaciones frustradas con el Senado.

Tras semanas de intenso debate, los demócratas han presentado un nuevo plan de recorte del gasto público, de 2,7 billones de dólares en una década, mientras que la propuesta republicana diseñada en dos fases tiene como meta recortar el gasto público en tres billones de dólares en el mismo periodo.

Los demócratas -mayoritarios en el Senado- quieren un acuerdo que dure más allá de 2012, año en el que Obama se juega la reelección, e insisten en que una parte del ajuste presupuestario la soporten los contribuyentes más acaudalados, vía impuestos.

Los republicanos, por el contrario, permitirían aumentar el techo de deuda sólo hasta final de año, pero exigirían que en enero de 2012 se sometiera a votación en el Congreso un nuevo aumento del techo de endeudamiento, tras la conformación de un Comité bipartidista en el que se precisarían los recortes fiscales.

En este sentido, el Presidente aseveró que la extensión temporaria de seis meses del techo de la deuda no resuelve el problema e incluso podría involucrar la caída del acceso al crédito del país.

“Si Estados Unidos entra en ‘default’ provocaría una gran crisis económica global”, advirtió Obama.

Es la tercera vez en una semana que Obama convoca a la prensa para pronunciarse sobre el estancamiento de las negociaciones entre demócratas y republicanos sobre la deuda estadounidense.

Congresistas de los dos partidos llevan semanas discutiendo distintas propuestas para elevar el límite de la deuda 14,3 billones de dólares.

De no lograrse antes del 2 de agosto el país podría entrar en suspensión de pagos, algo que, según consideran los expertos, tendría consecuencias en el mercado internacional de bonos.

La propuesta planteada por la Casa Blanca busca recortar sustancialmente la deuda sin incrementar las tasas impositivas. En contraste, los Republicanos, defienden un paquete basado en recortes a los programas sociales (de cuidados médicos, de atención a los discapacitados), sin generar ingresos y “sin pedirle nada a los sectores más caudalosos del país”, según dijo Obama el viernes pasado.

Impacto mundial

La deuda pública de Estados Unidos es enorme: Equivale a un quinto de la producción mundial. Esto por si sólo dicen los analistas basta para que una cesación de pagos genere una tormenta en la economía global.

El investigador principal de economía y comercio internacional del Real Instituto Elcano, de España, Federico Steinberg, aseguró que unos de los más afectados por la segunda crisis económica en EE.UU sería China, uno de los principales acreedores.

“Esto podría llevar a una masiva venta de bonos de la deuda estadounidense, porque ya no valdrían lo mismo para quienes los poseen, perderían valor. Y uno de los grandes perjudicados sería China, el mayor acreedor de Estados Unidos”.

El propio presidente de la Reserva Federal (o Fed, el banco central estadounidense), Ben Bernanke, reconoció que no cumplir con los pagos podría derivar en una “crisis de grandes proporciones”.

“Podría provocar temblores en todo el sistema financiero”, advirtió el miércoles ante el Congreso.

Con él coincide Steinberg: “Si Estados Unidos decide no pagar su deuda, habría pérdidas cuantiosas para China y para muchos otros acreedores internacionales. Incluso para la propia Fed, que en los últimos años ha comprado gran cantidad de bonos del gobierno para inyectar dinero a la economía”.

“Además, podría esperarse un fuerte debilitamiento del dólar, la moneda de referencia para muchos bancos centrales del planeta”, continúa Bernanke.

“Estados Unidos también podría caer en recesión y arrastrar al resto del mundo, por su peso específico como actor económico y su importancia como gran comprador en el comercio global”.

Para varios países latinoamericanos que escogieron adoptar el dólar como su moneda nacional, como Ecuador, Panamá y El Salvador, eso puede presentar problemas.

Si el precio del dólar empieza a caer, también aumentará el precio que se debe pagar por los bienes importados, que se pagan con la moneda estadounidense y aumentará el costo de vida.

En el caso de un “default” estadounidense, para una persona que vive en Ecuador, Panamá, o El Salvador, el mercado semanal podría costarle más, en particular si compra muchos productos fabricados en otros países.

Entretanto, la agencia calificadora de riesgo Moody’s evalúa si le baja la nota al país más endeudado del planeta, ante el temor de que no pueda seguir pagando a sus acreedores.

teleSUR- BBC- Reuters- elmundo.es/ao – FC