Descarta Gadafi negociar con insurgentes

Por: Moises Saab
Trípoli, 22 jul (PL) Las negociaciones con los insurgentes apoyados por las potencias occidentales fueron descartadas por el líder libio, Muamar el Gadafi, en alocución a seguidores suyos reunidos en la ciudad de Sirte, transmitida por la televisión estatal.

No negociaremos con ellos ni siquiera el día del fin del mundo, dijo Gadafi, según una traducción no oficial de su discurso, el número cinco desde la semana pasada a igual número de manifestaciones de apoyo en ciudades libias.

En el más reciente el líder libio instó a sus partidarios y a las tropas que le son leales a “aplastar bajo sus pies a las ratas”, en alusión a los rebelados apoyados por los ejércitos de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) cuya cabeza visible es el autodenominado Consejo Nacional de Transición, encabezado por uno de sus exministros.

Las formulaciones desmienten versiones sobre contactos indirectos con los sublevados y con las cancillerías de algunos de los países de la alianza atlántica para hallar una salida negociada al conflicto de más de cuatro meses en ese país árabe del norte de Africa.

Un portavoz oficial francés aludió la víspera a una posible fórmula de arreglo basada en la renuncia de Gadafi a su autoridad moral, pues no desempeña ningún cargo oficial, a cambio de permitirle permanecer en el país bajo supervisión.

En paralelo, la televisión libia difundió imágenes de residencias y establecimientos públicos blancos hoy de ataques aéreos por cazabombarderos franceses en la ciudad de Misrata, por cuya posesión el ejército libio combate con los sublevados.

La situación militar Libia está caracterizada por la imposibilidad de los opositores del gobierno legal de anotarse victorias sustanciales y la resistencia de las fuerzas gubernamentales.

El líder libio asegura que ha entregado armas a más de dos millones de libios para ponerlos en condiciones de resistir cualquier intento de la alianza atlántica de desembarcar fuerzas de tierra para asegurar la victoria de sus protegidos del CNT.

rc/msl