Irán derribó avión no tripulado de EE.UU. que espiaba central nuclear
TeleSUR

El Cuerpo de Guardia de la Revolución iraní derribó este miércoles un avión espía de Estados Unidos que sobrevolaba cerca de las instalaciones nucleares de la planta Fordo, dedicada al enriquecimiento de uranio y ubicada en la provincia de Qom (centro), según dio a conocer el Comité de Seguridad Nacional y Política Exterior.

Ali Aqazadeh Dafsari, miembro del Comité de Seguridad del Parlamento consultivo iraní, señaló a la prensa que un avión de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por su sigla en inglés), realizaba acciones de espionaje sobre la planta para recaudar información sobre el funcionamiento de la misma.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, informó la semana pasada que la planta había activado una serie de centrifugadoras de nueva generación para el enriquecimiento de uranio.

El portavoz de esa cartera, Ramin Mehmanparast, precisó además en un informe que las autoridades iraníes ya habían notificado al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) sobre la puesta en marcha de las centrifugadoras en todas las plantas nucleares.

«Con la instalación de nuevas centrifugadoras, los avances en el campo de las actividades nucleares pacíficas del país se hacen con mayor rapidez y mejor calidad», dijo Mehmanparast.

En junio pasado, Irán anunció su objetivo de incrementar la producción de uranio enriquecido al 20 por ciento, luego de entrar en funcionamiento la centra nuclear Fordo.

Ramin Mehmanparast, destacó que las acciones nucleares que emprende el Gobierno iraní son pacíficas y están «en colaboración con la OIEA, a la que se ha informado de los detalles».

El director del Organismo de la Energía Atómica de Irán, Fereidum Abasi, señaló que la planta de Fordo es una de las «cuatro o cinco» instalaciones atómicas que su país tiene en proyecto para proseguir con su plan de enriquecimiento de uranio al 20 por ciento.

La planta nuclear de Fordo, situada a unos 160 kilómetros al sur de Teherán, fue descubierta en 2009.

Mientras el Gobierno iraní mantiene sus objetivos que apuntan al desarrollo científico, algunas potencias como Estados Unidos insisten en acusar a Teherán de mantener un programa oculto con finalidades bélicas, cuestión desmentida reiteradamente por la nación islámica.

teleSUR – Ria Novosti – Efe / dg – PR