Venezuela cuenta con médicos más humanos
YVKE Mundial / Lorraine Quizena

Durante el programa “Más Temprano Contigo” que transmite YVKE Mundial, 550 AM, tres médicos ofrecieron su punto de vista sobre el ejercicio actual de la medicina y dieron soluciones para algunas fallas que existen en el sistema de salud venezolano, pero coincidieron que hay médicos que perdieron su misión y mística.

La salud se ha convertido en una mercancía del capitalismo, a ese respecto fueron consultados tres galenos en el programa Más Temprano Contigo, conducido por Zulay Rosas y José Gregorio Zambrano.

Una de las invitadas este miércoles 29 de junio fue Jenny Tovar, ella es casi Médico Integral comunitario, pues está a punto de graduarse y está realizando sus pasantías en varios centros hospitalarios y compartió lo siguiente:

“Todos sabemos que es una obligación del estado cumplir con la salud. Todo profesional que desatienda a un paciente, está atentando la salud. Hay de todo en la viña del Señor, hay algunos que tienen un consultorio privado y lo que quieren es lucrarse, salir rápidamente del hospital donde laboran un turno, para irse a las clínicas a ganar bastante dinero a costa de los pacientes”.

Otra invitada, la Doctora Graciela Uzcátegui, quien es médico especialista en Cirugía Ortopédica, Traumatología y Cirugía de la Mano del Ministerio del Poder Popular para la Salud y quien trabaja en el Hospital Martín Vegas de Catia La Mar, indicó que “el nivel de prevención debe profundizarse en Venezuela e indicó que en la actualidad existe el problema que muchos médicos no están aceptando exámenes realizados en los CDI, porque no tienen los instrumentos de medición o porque son hechos por cubanos, es algo insólito”, advirtió.

Asimismo afirmó que “primero debemos actuar de manera concatenada con un solo sistema, debemos especializarnos en las diversas áreas de la medicina. Hay que cambiar los pénsum de estudios y luchar por los pacientes”, sentenció.

Mientras se debatía sobre el tema de la salud se recibió la llamada de Dr. Pedro Marín, especialista en Terapia Intensiva, desde El Marqués, durante su intervención dijo lo siguiente:

“Hay que tomar en cuenta que la formación del médico viene desde los principios hipocráticos, tomando en cuenta que nuestro deber es devolver la salud. Hay que reconocer que trabajamos en las clínicas privadas porque la situación así lo obliga. La primera causa de muerte de pacientes de 4 a 44 años de edad son los traumatismos, pero en los hospitales no hay a veces equipos como un tomógrafo, para tratar estos males. En el Domingo Luciani de El Llanito ese aparato sólo funciona los fines de semana”.

“El paciente debe buscar dónde hacerse esos exámenes y son más costosos el fin de semana”.

La Doctora Jenny Tovar, dice que es verdad que los pacientes a veces deben sacar de su dinero para realizarse una tomografía, eso es una realidad. La salud en Venezuela era una mercancía. Hay áreas que dan más dinero que otras como la estética”.

Tovar piensa que los estudios médicos deben ser reorientados, “debemos unificar los sueldos, horas de trabajo, cruce de nómina. Son muchos temas a revisar, dijo la Doctora Graciela Uzcátegui. Se realizan reuniones para proponer una reforma a la Ley de Salud, investigar muchas empresas médicas a las cuales hay que ponerles el ojo. Yo conozco médicos comprometidos, aunque no comulguen con el proceso. Yo me formé en el Hospital Militar, pero en ese centro no se trabajaba sino hasta las 12 del mediodía, hoy día la realidad es otra, sobrepasa la demanda”.

El Doctor Pedro Marín estima que los postgrados en Venezuela están quedando vacíos, la mano de obra se va a otros países. Hay que ofrecerles a los galenos, a su juicio, mejores salarios, brindarles quizás alojamiento, comida, para que se queden y realicen postgrados por ejemplo en el área de investigación.

“Pienso que hay que respetar la Constitución Nacional, el código de ética. Hago un llamado a mis colegas para que atiendan bien a los pacientes. Debemos ser contralores de la salud. Vamos a dejar de ver a los pacientes como estas comiquitas donde se ve a la presa gordita. Valga mi reconocimiento a los compañeros, a los médicos venezolanos y cubanos que me han formado. A mi población que denuncie, por escrito, para que algún día hasta puedan ser documentadas en un libro para que no se repitan”, afirmó el galeno.

Los tres médicos coincidieron en que hace falta que los galenos tengan un sentido más humano, que sean hombres y mujeres ocupados por sus semejantes, porque es una profesión que se basa en el ser humano.