Un 29 de junio luego de la Batalla de Carabobo
Bolívar y Páez entran triunfales a Caracas
YVKE Mundial

No hubo tiempo de que se hiciesen otros preparativos que los del corazón, y ha sido este el modo con que Caracas ha expresado más vivamente sus sentimientos de gratitud y amor al Libertador de la Patria, y su ardiente entusiasmo por la libertad.

Luego que el Libertador Simón Bolívar sale desde Valencia el 25 de junio el general Santiago Mariño se queda en esta localidad y el coronel Antonio Rangel es enviado a sitiar a los realistas en Puerto Cabello. Bolívar y Páez se dirigen a Caracas adonde llegan el 29 de junio donde son recibidos con vítores por el pueblo de Caracas.

Este mismo día el Ministro, Pedro Briceño Méndez redacta el parte de Guerra de la Batalla de Carabobo. “Desde el Tocuyito tuve la satisfacción de participar por una circular la gloriosa Victoria de Carabobo, y previne se transmitiese a V.E. tan pausible noticia. Las rápidas marchas que ha hecho S.E. y la multitud de atenciones de que he estado rodeado, me habían impedido hasta ahora cumplir con el agradable deber de dar a V.E. algunos detalles sobre aquella célebre jornada y las posteriores operaciones del ejército”.

“S.E. tuvo la particular satisfacción de entrar solo con su E.M y el del Sr. General Páez en esta capital el 29. El pueblo, que acababa de ser evacuado el día anterior, había estado desierto hasta la hora en que el Edecán Ibarrase presentó en medio de el a anunciar la aproximación de S.E. No hubo tiempo de que se hiciesen otros preparativos que los del corazón, y ha sido este el modo con que Caracas ha expresado más vivamente sus sentimientos de gratitud y amor al Libertador de la Patria, y su ardiente entusiasmo por la libertad. Las calles desiertas dos horas antes se vieron de repente llenas de una concurrencia numerosa é inmensa: las casas cerradas se abrieron y se iluminaron. S.E. entró en medio de las aclamaciones y transportes de un pueblo que enajenado de placer corría en tropel a participar de la felicidad de volver a ver, de estrechar y abrazar mil veces al Padre de la Patria. Mujeres y hombres, niños y ancianos iban mezclados confundiendo sus vidas. Hasta las doce de la noche no cesó de renovarse el concurso en la casa y fue preciso cerrarla al fin para poderse ocupar S.E. de algunos negocios importantes. Al amanecer se ha repetido la escena de la noche y ha continuado todo el día.

El Edecan Ibarra marchó esta mañana a apoderarse de La Guaira que está evacuada, y se ha participado ya su entrada allí sin novedad. V.E. extrañará que no haya recomendado particularmente a ningún jefe ni oficial en la batalla, porque seria necesario insertar en este parte los nombres de todo el ejército, ó por lo menos los de toda la primera división y de todos los jefes de las otras.

Generales, jefes, oficiales y tropas, todos indistintamente se han manifestado en este memorable día, dignos defensores de la República”.

Fuente:
http://www.buenastareas.com

Luis Yanez